miércoles, diciembre 24, 2014

CRÓNICA: XVII EXPOCÓMIC (I)

Ya se ha acabado una nueva edición del Expocómic, la XVII, y toca hacer balance de las sensaciones que nos ha transmitido.


Este año, nada más empezar, ya vislumbramos uno de los cambios más importantes respecto a ediciones anteriores... celebrándose nuevamente en el Pabellón de Cristal de la Casa de Campo, esta edición solo duraba tres días, eliminándose el jueves de la ecuación y, además, el viernes abriendo sus puertas a partir de las 11:00. Cambios debidos, suponemos todos, para ahorrar en costos y que se pudiera otra vez celebrar una nueva edición, eliminando pues un día, el jueves, que por antonomasia siempre ha sido el más flojo y el de menos afluencia de aficionados. Una pena, la verdad, pero pensando en los tiempos que corren aún, una decisión tomada por necesidad y más teniendo en cuenta que este evento literalmente se retroalimenta sin recibir subvenciones de ningún tipo... Ya vendrán tiempos mejores y seguro que volveremos a tiempos pretéritos donde ciertas cosas han funcionado siempre, añadiendo de nuevas que van surgiendo también para mejor.

Emma Ríos y David Rubín firmando en el stand de Astiberri Ediciones

Por este motivo, el viernes fue un día atípico para nosotros, ya que este día se convirtió en el nuevo jueves, por lo que no hicimos la consabida cola para sacar número para las firmas de la única sesión de la tarde, ya que ésta coincidía con las ya tradicionales Jornadas Comiqueras Fnac/SD en la Fnac Callao, y por allí fuimos para conseguir las consabidas dedicatorias de unos cuantos autores de la Bande Dessinée que se reunieron allí. Y por coincidir con las sesiones de firmas del Expocómic, se notó que habían menos aficionados que en otros años, al repartirse estos entre los dos eventos, facilitándonos a nosotros la tarea de conseguir los dibujos de los autores franceses invitados, así como las firmas de algunos de nuestros autores BD (aunque se quedaron algunos en el tintero para mejor ocasión). Por lo tanto, para nosotros, todo un éxito estas nuevas Jornadas, de las que nos fuimos contentísimos.

Sesiones de firmas en la Fnac Callao... de izquierda a derecha: Nicolás Keramidas, Franck Bonnet, Brice Bingono, Yslaire y Gregorio Muro Harriet

Lo que sí que hicimos el viernes por la mañana es visitar tranquilamente las exposiciones que este año se podían ver, de las cuales dará buena cuenta de ellas Susana en un próximo post.

Presentación concurrida de "En la piel del asesino" (con Elena Merino y Salvador Larroca)

Este año otro de los cambios que pudimos observar es que el salón se hacía sólo en la planta baja del Pabellón de Cristal y no en dos como el año pasado. Y, aún así, no hubo en ningún momento ni aglomeraciones ni limitaciones de aforo, sólo el sábado por la tarde tuvimos la sensación que el salón estaba bastante concurrido y hacía más calor. Otra medida más a añadir a los cambios realizados este año para ahorrar costes y, como ya he dicho, un espacio más que suficiente, ya que la planta baja es el doble que la superior (que únicamente tenía el stand de información, lugar donde conseguir también los números para las sesiones de firmas) y, por lo que observamos, no se superó nunca el aforo, por lo que no hubo ningún día problemas para entrar y salir al recinto.

Zona de vídeojuegos de Bandai

Sí que pudimos notar que habían menos stands, faltando respecto al año pasado dos de las editoriales como ECC y Panini, y su carencia, por tanto, de autores invitados para firmar allí. Este hueco lo cubrío bastante bien el stand de una tienda de cómics, Omega Center, donde se conformaron unas interesantes sesiones de firmas. Y los reyes de éstas fueron Dibbuks, Astiberri y Norma y, sobretodo, Aleta, que cada vez se lo monta más y mejor.

Elena CasagrandeVicente Cifuentes Sergio Bleda en plena sesión de firmas en el stand de Aleta Ediciones

Una novedad de este año fue La Isla de los Autores, donde un buen puñado de estos, a modo particular, organizaron una especie de “lugar de reunión” con los aficionados donde poder comprar todo tipo de láminas y prints, pagar algún que otro dibujo in situ, y encargar commissions según tarifas para recogerlas, que te las hicieran allí, o encargarlas para realizarlas a posteriori. Esperemos que esta inciativa sea el germen de un futuro Artist Alley como dios manda, que ya va siendo hora que los salones de aquí se pongan las pilas y lo organicen con autores patrios y extranjeros. Ganaríamos a buen seguro todos con ello y sería un salto de calidad en un evento de estas características, y más con los tiempos que corren, beneficiándose con la afluencia de invitados de aquí y de fuera que no haría falta necesariamente que fueran invitados, posibilitando ello un mayor reclamo para el aficionado para acudir a esta cita.

Un grupo de orcos haciendo de las suyas por el Expocómic

Otro de los puntos calientes de todo Expocómic que se precie y por donde pasar varias veces al día, día tras día, es la imprescindible mesa de originales, donde los autores invitados puedan dejar sus carpetas de originales para la venta. Este año se echó mucho de menos que los autores extranjeros invitados no dejaran las suyas, no haciéndolo ninguno de ellos, únicamente Gene Ha puso allí a la venta algunos prints. Una lástima, la verdad, y desde la organización deberían insitir que todo autor extranjero presente trajera algo de material para ponerlo a la venta. Así como también facilitar también a cualquiera de estos autores invitados que se pudieran poner en cualquier lugar apartado para realizar dibujos a los aficionados (pagando o no) fuera de las sesiones de firmas oficiales que, hoy por hoy, son gratuitas (en el caso que estos decidan hacer dibujos en las mismas)... por lo tanto, como ya he comentado, cada vez va siendo más necesario el conformar un Artist Alley donde los autores puedan vender su obra, sea de la forma que sea, y posiblemente dejar las sesiones de firmas oficiales más simplemente para que los autores sólo te firmen tus cómics o, porque no, te hagan un dibujo si quieren en ese momento más sencillo.

Clase Magistral de Gene Ha

Y estos eventos no serían lo mismo si no sirvieran para, aparte de poder encontrarte con tus autores preferidos, ser punto de reunión de un montón de aficionados (siempre somos los mismos) que nos vemos un par o tres veces al año en los mismos eventos comiqueros y con los que siempre es agradable echar unas risas o intentar salvar como buenamente se pueda, y con la mejor de las intenciones, este mundillo. Un placer haberme encontrado con Javi Cuevas, Fran Villalba, Luis López, Juan Luis de la ASOVALCOM, Juan RojasDavid Fernández, Juan Luis SánchezIván Ortiz, Iskander López, Ferran Pascual y otros cuantos más que ahora mismo no recuerdo sus nombres... así como algún que otro autor que siempre es un placer saludar fuera de las sesiones de firmas. A todos ellos, nos vemos en la próxima.

Sesión de firmas con Sara Pichelli, Jill Thompson, Tom Raney, Gene Ha, David Messina y Émile Bravo

Para ir ya concluyendo, lo primero que me gustaría comentar es dar las gracias a la organización por haber conseguido que este evento ya de referencia en nuestro país haya visto la luz un año más (y cuando ya creíamos que el del año pasado podía haber sido el último), porque es una gozada el acercarse nuevamente por los madriles unos cuantos días (y eso que este año eran tres y no cuatro como venía siendo hasta ahora). Y a pesar de algunos fallos que pudimos ver el viernes a la hora de que ciertos autores no pudieran acceder más fácilmente al recinto (errores de los que ya habrán tomado buena nota y que seguro que no volverán a producirse en próximas ediciones), todo funcionó a la perfección, con un buen elenco de autores invitados, con la formación de la Isla de los Autores que esperemos de pie a un consolidado Artist Alley en un futuro muy próximo, con unas interesantes exposiciones (magnífico original de Das Pastoras de Flash Gordon que sin dudarlo me hubiera llevado bajo el brazo), algunas charlas interesantes (como la de "La mujer en el cómic"), o las ya tradicionales clases magistrales de algunos de los autores invitados... todo ello, junto a la buena marcha y organización de las sesiones de firmas (ojalá estas duraran un poco más porque verdaderamente se hacen muy, muy cortas para según que autores), hacen que el Expocómic sea, año tras año, cita ineludible en nuestro panorama comiquero nacional.

Mesa redonda de "La mujer en el cómic"

Nos vemos el año que viene sin falta...

Un saludo cordial.

7 comentarios:

Juanmi dijo...

Otro año más que hemos tenido el placer de disfrutar del evento y sobre todo, de volver a encontrarnos en persona.

Este año, yo particularmente me lo he pasado genial.

Nos vemos el año que viene...y muy buena crónica, Edu.

EduXavi dijo...

El placer siempre es nuestro... y sí, ya vimos que en la Fnac disfrutaste como un niño con zapatos nuevos

Y esperamos pronto ver cierta crónica tuya por el mes de febrero... para darnos envidia ;-)

Iván Ortiz dijo...

Muchas gracias por una interesante lectura. Por supuesto por la mención a mi persona, ha sido un placer conocerte por fin

EduXavi dijo...

Ahora que nos hemos puesto cara a nuestros nombres, ya será más fácil reconocernos en próximos salones... ¿Barna?...

The Korinthian dijo...

Un placer siempre, Edu, compartir con vos y señora, con Juanmi (tremendo restaurante el que me descubrió), y con otros amigos estupendos, unos días estupendos.

Un abrazo!

EduXavi dijo...

Habrá que repetirlo en el futuro, no hay nada como ir a un chino donde van a comer chinos ;-)

Juanmi dijo...

Realmente la edición de este año ha sido una de las mejores que recordaré en tiempo porque me lo he pasado muy bien junto a esos amigos que se encuentran en este tipo de eventos,pero comparten un vinculo de amistad muy fuerte...gracias a todos por estar allí.
Y gracias por descubrirme páginas de comic tan impresionantes que yo como aficionado a la BD he incorporado a mi colección...el arte que nos une a todos.