lunes, julio 04, 2016

CRÓNICA: V JORNADAS DE CÓMIC DE VALENCIA


Contra viento y marea, un año más, han tenido lugar ya las que son las V Jornadas de Cómic de Valencia y, por segundo año consecutivo, volvieron a celebrarse en el marco incomparable que es el Mercado de Tapineria, céntrica, acogedora y recóndita plaza sita en las proximidades de la Catedral de la Ciudad del Turia.


Tres días intensos donde pudimos convivir, y nunca mejor dicho, con más de 50 dibujantes venidos desde todas las partes de nuestro país y donde, según mis preferencias, el cabeza de cartel de esta edición fue sin lugar a dudas el vallisoletano David Aja, ganador como ya sabéis muchos de unos cuantos Premios Eisner.

Multitudinaria sesión de firmas en el Mercado de Tapineria

Por tanto, ya el viernes por la tarde fuimos raudos y veloces a por los números que se entregaban para la sesión de firmas que David Aja sólo realizó ese día y, a pesar de llegar justísimos de tiempo, pudimos conseguir de manera relativamente fácil un par de números para que nos firmaran dos de los álbumes que llevábamos, así como tener la oportunidad de hacer a última hora una segunda cola para que me firmara otro. La verdad es que David se portó de maravilla y, nada más empezar, contó el número de aficionados que estaban en la cola para así determinar que tipo de dibujos iba a hacer para contentar a todos los presentes y que todos los sketches fueran de la misma calidad... estuvo dos horas y media firmando, y una vez finalizada la sesión de firmas, comenzó su charla.


David Aja a punto de comenzar su sesión de firmas, junto a Rubén Fernández, y la cola se se formó

Ya el sábado nos acercamos por la tarde de nuevo a Tapineria, no sin antes aprovechar la mañana para visitar dos impresionantes exposiciones que coincidían en espacio y tiempo con la celebración de estas V Jornadas de Cómic de Valencia, “VLC. València Línea Clara”, comisariada por Álvaro Pons y situada en el IVAM (donde se hacía un exhaustivo recorrido por la denominada Línea Clara de la Escuela Valenciana en la ciudad de Valencia en las décadas de los 60/70/80), donde pudimos admirar y contemplar con detenimiento impresionantes originales de la mano de grandes profesionales del Noveno Arte con mayúsculas que marcaron toda una época en tierras levantinas como fueron Miguel Calatayud, Sento Llobell, Daniel Torres, Manel Gimeno, Micharmut, Mariscal, Mique Beltrán...


Luego nos desplazamos al cercano Museu de Prehistòria de València donde pudimos visitar la exposición “Prehistòria i Còmic”, también comisariada por Álvaro Pons y Helena Bonet donde pudimos ver una buena cantidad de cómics, ilustraciones y originales de temática todos ellos relacionados con la prehistoria, acompañados de un montón de materiales fósiles y utensilios prehistóricos del fondo del museo y que aparecían en las mismas ilustraciones y tebeos expuestos, y todo ello organizado en interesantes paneles y vitrinas que realizaban un exhaustivo, didáctico y entretenido paseo por la prehistoria.





Por la tarde, ya en Tapineria, nos dedicamos a conseguir unas cuantas dedicatorias más y visitar los más de veinte stands de tiendas, editoriales y venta de originales que estaban sitas en unas cuantas salas de la plaza, y donde compramos algunos cómics y algún que otro original.

Rivendel Drawing Fighters: Combate de Ilustradores

Asimismo, durante la tarde pudimos ya visitar tranquilamente las cuatro exposiciones que se podían visitar este año en Tapineria, y donde, a través de sus originales, pudimos reafirmar el talento que rezuman nuestros autores con sus trabajos, materiales de varias décadas así como obras publicadas recientemente.

Impresionantes eran los originales de la obra personal de Antonio Altarriba, magníficamente dibujada por Kim, “El Ala rota” (Norma Editorial), donde nos habla en forma biográfica de la madre del guionista y lo que tuvo que pasar en nuestro país como mujer en una época, principios y mediados del siglo XX, donde muchas de ellas tenían una vida, digamos, "invisible".


Otra muestra impresionante por su material expuesto, y por lo original y rompedor de su planteamiento, es la adaptación de Don Quijote de la Mancha de Miguel de Cerbantes (Reino de Cordelia) con ilustraciones de Miguel Ángel Martín. Aquí pudimos ver una magnífica selección de las más de 150 ilustraciones que componen esta obra, con esa característica paleta cromática del autor leonés.


Otra de las exposiciones, "40 años de lucha", realizaba un recorrido exhaustivo por la trayectoria profesional a través de sus originales de uno de los integrantes clásicos de El Jueves, Carlos Azagra, situada en la sala de conferencias, y donde vimos el humor mordaz, corrosivo y reivindicativo de este zaragozano de adopción, con obras como Pedro Pico y Pico Vena, Paco Jeta o Macaria en publicaciones tan variadas como El Jueves, Makoki, El Víbora, TMEO, etc.


Y finalmente, en "Ellas toman los lápices, el espacio y la palabra", pudimos ver un pequeño recorrido por la producción de unas cuantas de nuestras jóvenes dibujantes y ilustradoras que cada vez van cogiendo más importancia y fuerza con su producción a lo largo de toda nuestra piel de toro, y que demuestran su potencial y talento transportable incluso fuera de nuestras fronteras... el futuro del noveno arte está perfectamente asegurado con el talento que atesoran estas jóvenes artistas.


Otro de los santo y seña de las Jornadas han sido, desde la primera edición, las charlas con los autores presentes y las presentaciones de tal o cual obra... pero como siempre pasa, al solaparse con otras actividades, uno no puede ir a todas las que quisiera. Por lo tanto, el sabado, asistimos a la charla con Miguel Quesada y su "El Guerrero del Antifaz: Las historias jamás contadas" (Universo Cómic Presenta), con guiones de José Ramírez, la recuperación por fin de la importantísima obra de Manuel Gago de la década de los 40, a través de nuevas aventuras de este guerrero cristiano en la España Medieval de los Reyes Católicos.


Posteriormente asistimos a la charla-presentación de El ala rota de Altarriba & Kim, donde los autores nos contaron mil y una anécdotas sobre esta obra, y donde comprobamos in situ el verbofácil que se gasta nuestro querido Antonio Altarriba. Un buen e imprescindible repaso a nuestra historia más reciente en tono biográfico.


Ya el domingo, y con mas tiempo a nuestro favor, pudimos ya asistir a dos de las de las charlas programadas, la de Sento Llobell y su “Vencedor y vencido”, tercer volumen de la trilogía dedicada al Dr. Uriel, otro interesante repaso de nuestra historia más reciente, enmarcada en la Guerra Civil, y donde contamos también con la presencia de la hija de Pablo Uriel, Elena Uriel. Otra ración de anécdotas sobre la vida de este médico en una de las etapas más importantes y difíciles de nuestra historia.


Seguidamente, continuamos con la charla de Miguel Ángel Martín donde, a través de las mordaces preguntas de McDiego, nos ofreció un repaso a su trayectoria profesional, con más de 30 años a su espalda. Su técnica característica de trabajo, su extensa obra, sus repercusión en Italia y, por supuesto, su impresionante trabajo en una nueva edición de El Quijote de Cerbantes.


Para ir ya concluyendo, las Jornadas de Cómic de Valencia son un refrescante oasis en este páramo desértico que es de momento (y esperemos que no dure mucho) la Capital del Turia, que contra viento y marea, se van manteniendo y realizando a duras penas año tras año, pero fuera del desánimo que pudiera reinar aparentemente en un momento dado por las dificultades que se van presentando por el camino, ya se están planeando las que serán las VI Jornadas... y aprovechando la pequeña ventana que puede ser este blog quisiera realizar un necesario llamamiento y reflexión a todas las instituciones, tanto públicas como privadas, para que hagan un pequeño esfuerzo y que ayuden económicamente en lo que mediadamente se pueda para que estas Jornadas no se estanquen nunca y vayan, año tras año, creciendo y ganando en importancia, porque una ciudad como Valencia, con el enorme potencial que atesora, tanto de autores, editoriales, tiendas y, como no, de aficionados, y con una riquísima tradición tebeística que posibilitó que fuera gracias a la Escuela Valenciana, hace ya décadas, un referente de primerísimo orden a nivel nacional, tenga un evento relacionado con el cómic que sea la envidia de cualquier amante y profesional de los tebeos, y que el magnífico trampolín que son estas Jornadas, reciban el impulso económico e institucional que se merecen y ser nuestra ventana al mundo, abanderada y embajadora a nivel nacional e internacional del Noveno Arte... espero que ésta no sea una simple proclama en el desierto por mi parte para un futuro cercano y que no caiga en saco roto, y que estos deseos se cumplan sí o sí... veremos lo que nos deparará esta ineludible cita anual a partir de ahora, tiempo al tiempo...

El alma mater de las Jornadas... nuestro queridísimo Pumby

Por lo demás, por mi parte, ya estoy esperando con ganas y entusiasmo las Jornadas del Cómic de Valencia del 2017... nos vemos sin falta allí ;-)

Un saludo cordial.

2 comentarios:

Asovalcom dijo...

Muchas gracias por la crónica, EduXavi.
Ojalá tu llamamiento a las instituciones sea escuchado.
Saludos
ASOVALCOM

EduXavi dijo...

Esperemos que sí... a ver si insistiendo desde todos los canales y frentes posibles alguien se hace eco de nuestras demandas y aporte lo necesario para mantener en el tiempo unas Jornadas imprescindibles como son éstas... con un presupuesto digno, no mucho, seguro que se podría conformar un evento de grandísima calidad digno del noveno arte...