lunes, noviembre 21, 2011

CRÓNICA: XXIX HISPACÓN/IMAGICON 2011 EN MISLATA

Este año hemos tenido de nuevo la ocasión, y la suerte, de ir a las Jornadas de Fantasía, Terror y Ciencia Ficción, o sea, el Hispacón 2011. De nuevo la suerte nos ha sonreído para los de Castellón porque se han desarrollado cerca de casa, en Mislata, Valencia. Han sido los días 12 y 13 de noviembre, así que cogimos el tren y en un ratito en Mislata. Había muchas actividades, presentaciones, pases… pero hemos llegado a donde hemos podido y, eso sí, hemos disfrutado muchísimo. Se ha realizado en el Centro de Educación de Personas Adultas del Ayuntamiento de Mislata, c/ San Pedro 11, en un edificio singular, “Casa Sendra”, pues es una casona de estilo modernista valenciano, con un hermoso jardín.



La inauguración fue en el Salón de Actos, en el jardín estaban los expositores de diversas asociaciones y en una amplia aula interior, las distintas editoriales y librerías. Lo miramos todo, curioseamos y, claro, nos agenciamos unos pocos libros y recuerdos. Había mucha gente, mucha animación, un buen ambiente. Llamaba la atención precisamente eso: no esperaba que fuéramos tantos los que acudiríamos al reclamo de la Fantasía. Y además guerreros y caballeros nos protegían al tiempo que dulces hadas se paseaban entre los mortales.

Pasamos enseguida a la presentación de libros y buscamos la Sala Portacoeli, porque la organización tuvo la buena y divertida idea de dar a las salas nombres identificativos del mundo de la Fantasía como Tramòrea (el salón de actos), la Sala Idhún, Galáctica, Arkham, la Tarsis y Sala Fénix. Las presentaciones de libros son actos que a mí me gustan mucho pues te dan la oportunidad de conocer la obra de la mano del autor que nos cuenta la esencia del libro, sus vivencias y pesares. Te introduce en su mundo personal, accede a mostrarte y contarte su intimidad, y si la introducción es de un amigo personal, pues mucho mejor porque siempre te puedes enterar de algún secretillo.

La primera presentación a la que acudimos fue “El tablero de Yidana” (Editorial Ajec) de Jordi Biosca. Nos presenta un original mundo de islas, en guerra unas con otras donde los dioses hacen sus juegos y, dependiendo quien de ellos gane, ganan las islas, los mortales. Presenta un mundo de magia donde encontraremos un constante crescendo en la acción. Los personajes presentan tres almas y su sombra tiene la particularidad de poder separarse y espiar al enemigo. Sucede a dos niveles, el que vemos, la guerra y la parte oculta: la magia. Jordi Biosca nos cuenta que ha intentado ser original, que no esperemos una novela de fantasía clásica, que la ha escrito para gente que ha leído mucha fantasía y que quiere algo nuevo.



Con estas recomendaciones, pasamos a la siguiente presentación: “Kobold” (Editorial Torre de Marfil) de Alfredo Álamo. En un ambiente distendido, bromista, gamberro (los cascos de cuernos no encajaban bien y las espadas y hachas no se dejaban dominar), Sergio Mars nos introduce en el tema y nos cuenta las vicisitudes de Alfredo Álamo para publicar esta novela. Es una novela de espada y brujería con sangre, sexo y, sobre todo, venganza. Es dura y salvaje. Ya los primeros capítulos están llenos de sangre. Sergio nos explica que “Kobold” es el heredero directo de la Fantasía de los años treinta, directa, dinámica, existencialista como la de Anderson o Moorcock. Alfredo nos cuenta que quería plasmar una venganza, LA VENGANZA. Kobold, mercenario y asesino, perseguido por alguien y por algo que no conoce y quiere saber y vengarse. Se mueve en un mundo de fin de guerra donde hombres como él no tienen ya cabida. Presenta poca descripción y en un amplio escenario sin razas extrañas. Es una novela autoconclusiva pero que tiene posibilidades futuras. Su lectura es rápida, sencilla pero no simple, es divertida, dinámica, como un libro de aventuras clásico. Alfredo nos recalca que disfrutó mucho escribiéndola, con entusiasmo y eso lo notará el lector porque él también disfrutará. Resumiendo: el lector se quedará bien, satisfecho de leer esta novela de un hombre contra todo. Como ya venía con la idea de que sería una buena novela, paso a que Alfredo me la dedique.



A continuación, en la misma Sala de Portacoeli, nos encontramos con un viejo amigo: Guillem López y “Dueños del mundo” (Editorial Ajec), segunda parte de su magnífica “Guerra por el norte”. Nos da las gracias por acudir y por el éxito de “Guerra por el norte” que ya va por su segunda edición, mejorada en su impresión y en su mapa. Ha pasado todo un año y esta segunda parte está mucho mejor editada: ha añadido cinco mapas suyos (uno en color) y son 850 páginas de fantasía y de duro trabajo. Nos vuelve a incidir que su novela se basa tanto en los personajes como en lo que él llama “metagenealogía”, las relaciones filiales, familiares que les rodean y les hacen ser lo que son. Esta segunda parte es más larga, las tramas están más divididas y debe culminar algunos destinos. Cree que ha mejorado como escritor, que ha conseguido un ritmo narrativo bueno, difícil de mantener. Confiesa que hubo un momento que pierde toda perspectiva de la obra y debe empezar a revisar todo. Es una interesante anécdota pero realmente angustiosa para Guillem. Conseguido coger de nuevo el hilo, está satisfecho del ritmo logrado, lo que él llama “ritmo de sierra”: la atención del lector disminuye en un momento dado y se debe dar un giro a la acción para volver a conseguir su atención. Lo consigue enlazando el final del capítulo con el principio del siguiente, lo que engancha al lector y lee más páginas de lo que tenía previsto: lo que Guillem llama “lectores insomnes”.



Ante la pregunta sobre esa pérdida del control de la novela, nos dice que ese es el miedo de todo autor pero que él es metódico. En cuanto a las partes de su obra no sabe aún si será trilogía o tetralogía, depende de como se vaya cerrando la trama. Está muy satisfecho de los diálogos, cree que están bien logrados y están muy trabajados. Da mucha importancia al orden de los capítulos para conseguir buena coherencia. En esta segunda parte ha añadido apéndices para la mejor comprensión del lector. Se le pregunta por la crítica del lector y nos responde que hemos respondido muy bien, críticas positivas y es una novela que ha funcionado muy bien dentro de lo que es la fantasía española. Concluye que se ha preocupado por la creatividad, por utilizar lo que ya existe pero bajo su punto de vista personal, para aportar algo al género y sobre todo para entretener y que el lector lo pase “bien-mal” leyendo su novela.

Después de un “pequeño” y divertido incidente en la puerta de la sala con quien luego resultaría ser Sergio Alarte, pasamos a la presentación de su “El yelmo del caballero” (Editorial Ajec). La entrada de gente es masiva y ya se nota la expectación pues es la primera novela de Sergio. Con Anabel Botella se inicia la presentación. Nos cuenta las vicisitudes que pasó para publicar. Estaba previsto sacar la novela hace unos seis meses pero se decidió por el Hispacón 2011 para darla a conocer. Anabel agradece los esfuerzos de la editorial señalando su buena edición y excelente maquetación. Nos explica las razones para leer esta novela que es una novela río, con un caballero lleno de honor. Al ser Sergio filólogo hispanista, bebe de las fuentes clásicas y hay un personaje que cuenta historias: claro homenaje a “Las Mil y Una Noches”. Dividida en dos partes, considera el final de la primera como muy potente.



Sergio agradece a Anabel su primera lectura que le impulsó y dio ánimos y en general a todos aquellos que le apoyaron, desde familia y amigos, el editor, a Susana Vallejo por su prólogo, al Hispacón. Está muy satisfecho de la edición y que la ilustración de la portada es tal y como la había deseado, clásica pero sugerente. El título lo eligió por lo ambiguo que sugiere ya un mundo medieval. Recalca su admiración por el género fantástico porque le ayudó a creer en la gente y, si disfruta leyendo Fantasía, aún más escribiéndola, porque considera que es una manera de crear un mundo mejor. La novela tiene ilustraciones de los personajes que se acoplan muy bien a su idea personal. Como digo es su primera novela y estaba realmente contento de la respuesta de la gente porque estaba muy bien arropado por Carmen, su agente; por Susana Vallejo, Anabel Botella, y gran número de amigos y visitantes. Salió de la sala con un fuerte aplauso y creo que hasta emocionado.

Y en este ambiente “caldeado” por el entusiasmo, Anabel Botella se queda para presentarnos su primera novela “Ángeles desterrados” (Editorial Nowevolution). Estaba muy emocionada por la presencia de tantos amigos y seguidores y contentísima por el obsequio de un bonito ramo de orquídeas. El bloguero Mr. Sandman nos hace la introducción (un poco larga pero se le disculpa por las ganas y el entusiasmo que tiene por la novela). Anabel nos cuenta sus inicios y sus ganas de escribir. Es una persona muy dinámica y logra una exposición graciosa y dinámica. Nos cuenta la trama, una historia de amor juvenil que traspasa el tiempo y que está escrita para contar una historia que le hubiera gustado leer a ella. Son personajes plenos, cercanos, bien arropados por los secundarios y en una ambientación conocida y, si añadimos que María, la protagonista, es una chica fuerte, con problemas actuales, diríamos que ha conseguido una buena novela juvenil.



Dándonos las gracias a todos por el cariño demostrado, terminamos la sesión de presentaciones del sábado por la mañana.

Después de parar un rato para comer, ya a primera hora teníamos la charla “Star Wars y el budismo zen: el dharma de Yoda” a cargo de Guillem López, en la Sala Galáctica, como no podía ser en otro lugar. Era una charla que ya en la programación me llamó la atención. Me gusta mucho “Star Wars” y siempre había pensado que había “algo” en las explicaciones de Yoda. Estuvo muy interesante y contaré lo que más me llamó la atención. Guillem nos introduce en el tema explicando qué es el budismo, su historia y su expansión por Asia. Nos explica sus diversas ramas y sus características, su influencia en Occidente. Y cómo está presente en George Lucas, en sus películas, en unos caballeros que controlan algo llamado “fuerza”. Nos señala los puntos clave del budismo y cómo los aplica Lucas, al tiempo que nos señala las diferencias que presenta con el budismo. Nos muestra ejemplos concretos de la saga que son muy ilustrativos y esclarecedores.



Y pasamos corriendo al salón de actos “Sala Tramòrea”, por cierto adornada con grandes carteles de “Imaginarios” y de grandes ilustradores como Enrique Corominas o Luis Royo. Es uno de los platos fuertes del día: “Canción de Hielo y Fuego de G.R.R. Martin: razones de su éxito”, una charla en la que intervienen Susana Vallejo, Sergi Viciana, Pep Burillo y el editor de la saga Alejo Cuervo. El salón a tope y con nerviosismo a flor de piel, empieza Alejo Cuervo a hablarnos del por qué del éxito de la saga. Nos muestra el apoyo que ha sido la serie televisiva para los libros. Y entran ya todos los tertulianos en la charla. Uno de los logros de Martin es mostranos un mundo real, verosímil, comprendemos las acciones de los personajes. Estos son creíbles por su actitud y personalidad. Construye un mundo en que no existe la magia, está volviendo. Presenta una gran Muro que separa el caos de la civilización al tiempo que es un muro real. Y la frase “El invierno se acerca” es una gran metáfora que podemos interpretar de muchas maneras. Martin domina el sistema del folletín, que engancha al lector. Al presentar distintos puntos de vista, sin abandonar la tercera persona, tenemos una visión general de todo lo que sucede.



Sobre por qué funciona mejor la saga en España que en USA, las ideas son varias: mercado saturado de Fantasía, grandes campañas de marketing de las grandes editoriales. En España no hay esa saturación y los derechos los tiene una editorial pequeña que ofrece una oferta por debajo de la demanda y Gigamesh se aprovecha de eso, y Alejo Cuervo, en plan socarrón, nos dice que así necesita poca publicidad. En cuanto a la serie televisiva está muy bien lograda con efectos visuales muy logrados y buena ambientación. Y ya nos resumen que por personajes, por el mundo creado y el buen hacer de Martin, esta es una saga que ha llegado al lector.

Y siguiendo comentando entre nosotros la jornada, esperamos a Javier Negrete. El que hacía la presentación era Sergio Alarte y aproveché para acercarme a él y, recordando el incidente de la mañana y riéndonos mucho, me dedicó su libro. Y enseguida pasamos a escuchar a Javier Negrete.



Como dijo Sergio Alarte, Javier Negrete no necesita mucha presentación porque es bien conocido en la Fantasía española pero, no sólo por su mundo de Tramòrea, sino por sus novelas históricas y sus numerosos premios. De lenguaje exquisito, de alto nivel, es un adelantado de la Fantasía española. Continúa Javier dándonos las gracias por estar con él, a la organización y al presentador por ir recordándole la cita de Mislata. Los orígenes de Tramòrea son antiguos, su realización larga, con períodos de inactividad, dudas y variaciones hasta llegar a su culminación. Nos cuenta todos los pasos que le llevan a seguir escribiendo, los problemas para publicar Fantasía por ser español, los intervalos entre los libros, las publicaciones de sus novelas históricas, como evoluciona la concepción que tiene de los personajes, en fin todas sus vivencias en este mundo de Tramòrea.

Para concluir, Sergio le pregunta si volverá a Tramòrea y contesta con una sonrisa y un “quien sabe” porque él disfruta de la escritura, con la novela histórica pero también con la Fantasía. Y tampoco descarta que se pudiera llevar al cine porque las condiciones han mejorado mucho y sería muy interesante. Ve con satisfacción el futuro de la Fantasía española, con condiciones adecuadas, nuevos autores y porque además ya no se mira por encima del hombro al género fantástico.

Y terminada la charla, me lanzo a que me dedique su novela y con mucha amabilidad nos la dedica a unos cuantos seguidores. Ha sido una charla estupenda porque nos ha contado todo el largo proceso creativo, de edición de un Mundo de Fantasía.

Y ya recogemos bártulos para volver a casa. El Hispacón continuó el domingo 13 con más presentaciones y charlas pero no pudimos acudir: no se puede tener todo en esta vida. Ha sido un Hispacón muy intenso, donde acudimos muchos, unos conocidos y otros nuevos amigos y un ambiente estupendo, que nos ha dejado una buena impresión y unas terribles ganas para un nuevo Hispacón. Intentando haceros llegar todo lo que disfruté y todo lo bueno que había, hasta pronto.