miércoles, octubre 30, 2013

CRÓNICA: PRESENTACIÓN DE “CIRCO MÁXIMO” DE SANTIAGO POSTEGUILLO EN CASTELLÓN

El jueves día 24 de octubre se realizó la presentación de la novela “Circo Máximo” de Santiago Posteguillo en la Librería Babel de Castellón. Es la segunda parte de de la trilogía sobre Trajano, su segunda trilogía ambientada en época romana. Santiago Posteguillo es un autor muy querido en Castellón. Establecido en esta ciudad y siendo profesor de la Universidad Jaume I, no es para menos. Porque si su calidad como escritor es indiscutible, su calidad humana la supera.


La presentación se realizó con un poco de retraso sobre la hora prevista, que era a las 19h, porque en algunos medios señalaban otra hora. Para no molestar demasiado a los que ya estábamos y no defraudar mucho a los que vendrían más tarde, se inició a una hora intermedia. Con esta pequeña anécdota, Margarita Porcar, profesora de lengua de la Universitdad Jaume I, compañera y amiga de Santiago, empezó la presentación.

Dando las gracias a la organización, a todos nosotros por acudir y al propio Santiago por escribir, nos hizo un pequeño recorrido por su obra, de sus premios, de lo que le gustó su primera novela. Nos hizo un inciso sobre la diferencia entre novela histórica e historia novelada. Y considera que el éxito de Santiago Posteguillo es el equilibrio que consigue entre ambas situaciones: es literatura lo que escribe. Y nos habló de los elementos esenciales que ella encuentra en su novela: acción trepidante, variedad de escenarios, la singular estructura y sobre todo sus magníficos personajes. Dándole la enhorabuena, le cede la palabra.

Muy agradecido por las palabras de Margarita Porcar, nos da las gracias por nuestra asistencia y el apoyo que le ofrecemos. Hace incidencia en la combinación de novela histórica e historia novelada. Con esta última considera que se puede abarcar un campo más amplio pues permite abrir puertas a muchos saberes: geografía, religión, civilización, relaciones personales, y todo esto se refleja en “Circo Máximo”. Para escribir esta novela y documentarse, nos cuenta que acudió a Roma para conocer los terrenos donde estaba el Circo Máximo, enorme construcción que podía albergar a 250.000 personas (sentadas). Nos explica como eran las carreras de cuadrigas, los peligros que corrían y el gran detalle (desconocido por muchos) que ganaba el carro que completaba las siete vueltas, con auriga o sin él, vivo o muerto, no importaba. El libro comienza con una carrera que nos introduce en el gobierno de Trajano. En el tomo anterior se trata de su subida al poder y en éste de su gobierno y su carrera militar. Trajano, en contra de la tradición de Roma de no sobrepasar los límites del Danubio, lo cruzó y conquistó Dacia , estableciendo una provincia nueva. Para documentarse sobre esta conquista, Santiago quiso acudir a las fuentes primeras ya que Trajano escribió una crónica “De bello dacico” pero se ha perdido y solo se sabe de ella por el escritor Cristiano del siglo VI que la cita en su obra. Pero obra material sí que tenemos: la llamada Columna de Trajano de su arquitecto Apolodoro de Damasco que en unos magníficos bajorrelieves nos narra su campaña. Y por supuesto, viaja a la antigua Dacia, la actual Rumanía. Allí encuentra rastros interesantísimos del paso de Trajano. Restos del puente construido sobre el Danubio (que permaneció en su lugar hasta que fue volado a finales del siglo XIX), la primera iglesia cristiana que está construida con las columnas del foro de la capital de Trajano y que en su interior están las lápidas de los oficiales fallecidos en campaña: uno de sus personajes más queridos surge de uno de los nombres de estas lápidas. Siguiendo por el centro de Rumanía, Transilvania (nombre latino “tras el bosque”) se encuentra restos de grandes sillares, calzadas, templos del reino dacio, junto con restos de los campamentos fortificados romanos.

Con todos estos datos arqueológicos y de su viaje a Rumanía ya tiene la base de la novela pero le falta el corazón. Comenta que siempre le han gustado las películas de juicios y decide saber sobre los juicios romanos. Para eso acude a un profesor de Derecho Romano de la Universidad de Valencia y tras consultar juicios de esta época encuentra los realizados a las vestales por la pérdida de su virginidad. Esta situación era duramente castigada por un tribunal religioso presidido por el Pontífice Máximo, el emperador, en este caso, Trajano. Ya tiene la pieza clave y quien mejor que Plinio el Joven para defender a esta joven, gran abogado que condenó a corruptos y estafadores. Y la otra parte implicada sería un auriga. Ahora ya tiene todos los elementos. Y como las carreras de cuadrigas son muy importantes en la novela, introduce un elemento original: los verdaderos protagonistas, los caballos. Después de las películas de Ben-Hur, poco más hay que añadir. Así que “Niger” será el caballo protagonista, el que corre por el interior, el más inteligente para saber hasta donde apurar en el giro para no tener ningún accidente.

En su novela tendremos historia, misterio, originalidad, mucha acción, elementos insospechados: una metáfora de la Vida. Dejándonos con la miel en los labios por todo lo que nos ha contado, termina la presentación. En el turno de preguntas se puntualiza alguna cosa y se le pregunta por la adaptación de sus novelas al cine o en series de televisión y nos cuenta que ha habido algún contacto pero que no se ha llegado a nada concreto. Y así pasa ha dedicarnos su novela. Sencillo y amable va charlando cuando hace sus dedicatorias, no tiene prisa y estamos muy a gusto. Dándole las gracias nos despedimos hasta la próxima.

Y yo también me despido comentándoos el rato tan agradable que he pasado y con ilusión por empezar a leer “Circo Máximo”. Saludos y hasta pronto.