miércoles, noviembre 02, 2016

NEIMHAIM. LOS HIJOS DE LA NIEVE Y LA TORMENTA de Aranzazu Serrano Lorenzo

Está claro que cada cosa tiene su momento y lugar. Os lo digo por la novela de Aranzazu Serrano Lorenzo Neimhaim” de la Editorial Fantascy de 2015. Cuando la vi la primera vez, hace cosa de un año, la ojeé, vi la portada y su grosor. No me decidí. Posteriormente, en otras visitas a la librería, ahí estaba y seguía llamándome la atención pero la volví de nuevo a su sitio. ¿Qué me decidió a leerla? Pues algo que nunca me ha influenciado: me enteré que estaba nominada a un premio. Considero que es demasiado snob leer un libro solo por saber que tiene un premio o está nominado a alguno. Pero esta vez sí lo he hecho. Y ¡ójala lo hubiera leído antes! Es una novela estupenda, llena de acción, nuevos mundos, personajes logrados y una civilización bien ambientada.

Fue finalista para la primera edición del Premio Kelvin 505 (premio otorgado desde Celsius 232) en la categoría de Mejor Novela Nacional y es candidata al Premio Ignotus 2016 como Mejor Novela 2015. Con estos antecedentes era imposible ya dejarla pasar sin más.

Aranzazu Serrano Lorenzo es madrileña (1975), licenciada en periodismo y desde 2007 trabaja en el diario “20 minutos”. Autora de numerosos artículos, reportajes y entrevistas. Conoceremos más en la web de su novela. “Neimhaim” es su primera novela, en la que ha trabajado años. Y ese trabajo se nota. El trabajo, el esfuerzo por hacer las cosas bien, la ambientación, el estudio previo de mitologías, el esquema general, los personajes, su psicología y evolución.

En un aislado mundo, dos clanes, muy diferentes entre sí, deben unirse para evitar su destrucción. Se debe cumplir la Profecía pues los Hijos de la Nieve y la Tormenta deben unirse para conseguir salvar su mundo. Dos clanes en un mundo difícil, dos pueblos muy diferentes que deben luchar contra la intervención de los dioses, el deseo de venganza de un dios desterrado y la propia hostilidad entre ellos. La Profecía se encarna en la joven guerrera Ailsa y el joven sacerdote Saghan. El destino marcará sus vidas, la convivencia no será fácil pero su entereza y lealtad, conseguirán unir a sus pueblos.


El libro presenta distintas partes. Al inicio del libro en “Antes de iniciar el viaje...” la autora nos explica, con el corazón en la mano, la creación de esta novela, la ilusión y el esfuerzo que supuso hasta lograr publicarla. Es de agradecer su sinceridad y el corazón puesto en su obra.

El “Preludio” nos introduce en un lugar, una geografía extremas, con unos invasores que masacran y llevan el mal a este mundo aislado. Es el antecedente que nos lleva a comprender la historia de estas tierras.

El “Libro Primero” con el subtítulo “Los Hijos de la Nieve y la Tormenta” nos presenta “Carta de un amigo” siguiendo la línea de introducción a la historia. Clásica introducción en la que cierto personaje, amigo y conocedor de la historia e involucrado en ella, nos cuenta sus orígenes y el por qué de ella.

Y ya en “Primera parte: Exilio” nos adentramos de lleno en la historia. En “Exilio” conocemos la Profecía, la unión de los pueblos y cómo los jóvenes se preparan para cumplir su destino.

En “Segunda parte: La luz entre la niebla” va cumpliéndose el destino de los jóvenes pero la intervención del dios Nordkinn desbarata su Destino.

El “Libro Segundo: La senda boreal” ve como cada uno por separado intenta cumplir con su deber. Se pondrán a prueba los años de preparación, su honor, lealtad y amor.

Libro Tercero: La espada rúnica”. Todos los caminos se unen para formar la Profecía, surgen nuevos amigos y nuevas lealtades, el amor por los suyos prevalece contra la ira de los dioses y, por fin, los jóvenes Ailsa y Saghan, llegan a comprender claramente su Destino.

El “Epílogo” cierra suavemente la novela: las heridas se van curando, nuevas alianzas han surgido y un buen futuro se espera para los dos pueblos unidos.

Al final del viaje” nos muestra una línea temporal de lo más importante que ha sucedido en estas tierras, con un apunte general de la autora por su página web.


Se presentan dos sociedades muy dispares entre sí en un mundo frío y extremo. Una es guerrera con rasgos reconocibles de vikingos y celtas, tanto en la forma guerrera como en costumbres y religión. Es el clan Kranyal, situado en las zonas montañosas y costeras, con grandes fiordos. La otra es una sociedad basada en el misticismo, la unión con la naturaleza y la empatía con todos los seres, pacífica y agrícola. Es el clan Djendel situado en el centro de este mundo, en la brumosas llanuras de Schenneval que les protegen del exterior. Ambas sociedades se unirán en Ailsa y Saghan.


Esto descrito a grandes rasgos porque la épica, pero también la poesía, están presentes en toda la novela. La base de la sociedad del clan Kranyal, su sentido del honor y lealtad, la unión del clan pero también las luchas internas, la guerra con los enemigos, son de una épica grandiosa llevada de manera que enaltece al clan y a los distintos personajes secundarios que arropan a Ailsa: un padre gran guerrero y jefe sel clan, su madre luchadora nata y con gran sentido del deber, su primo Sigfred que quiere crecer como guerrero y como hombre. También vemos esta épica en la trágica historia de Nordkinn, dios de los hielos, la lucha de/contra los dioses y su directa participación en la historia.

La poesía la encontramos en la descripción de los paisajes, serenos, de ensueño del clan Djendel pero también en lo abrupto de las montañas, las tormentas en los fiordos. La tenemos en la propia naturaleza djendel, empáticos, unidos a la Tierra, a todos los seres vivos, en sus maravillosas ciudades. En el amor incondicional de los protagonistas. Y sobre todo, en la sensibilidad de la autora con sus personajes, las situaciones cumbre que nos presenta y como resuelve las relaciones que se establecen entre ellos.


Debemos prestar atención a las ilustraciones que presenta “Neimhaim” no solo por su originalidad y calidad sino porque nos orientan y ya nos sugieren parte de la historia. La portada presenta una ilustración de Vero Navarro (ilustradora gráfica freelance que reside en Madrid). Es una joven guerrera armada con una magnífica espada. Es una gran ilustración en tonos azules, fríos, que recoge una atmósfera de un reino de hielo, con brumas y viento. La contraportada nos completa esta idea pues nos sugiere un mundo nórdico, vikingo con una gran construcción de madera y un solitario personaje. Con estas dos ilustraciones ya se nos introduce en un mundo original. Estas ilustraciones llevan una orla que las enmarca. Recuerda los nudos celtas: líneas sinuosas que enlazan dos animales tótem, caballo y ciervo. Estos nudos también los vemos en el principio de los capítulos. Todo ello arropa a la historia y nos llevan de lleno a mundos nórdicos.

Pero hay más ilustraciones en el interior del libro. Marcando las separaciones entre el Libro Primero, el Libro Segundo y el Libro Tercero, hay unas ilustraciones firmadas por A. S. L. por lo que deduzco que son de Aranzazu Serrano Lorenzo. Tienen una gran calidad, cosa que no me extraña porque también ha hecho trabajos de diseño gráfico e ilustración. No desmerecen de un ilustrador profesional. Son realistas pero con un toque de fantasía, incluso de ilusión, diría yo. Presentan a un lobo, alerta, digno y majestuoso compañero de un dios. El caballo, fuerte, vivaz, compañero de un gran jefe guerrero y el ciervo de gran cornamenta, dispuesto a todo por su clan. Son sencillamente magníficas.


Y para gran alegría mía, como entusiasta de los mapas y como buena novela de fantasía épica, tenemos un mapa al inicio del libro que nos introduce en este maravilloso mundo. A primera vista nos parece una isla, de costas recortadas, con profundos golfos y brazos de tierra que se introducen en el mar. Pero fijaros bien: en una esquina vemos un estrecho brazo de tierra del que se insinúa que continúa más allá, dándonos la posibilidad que hay otras tierras. Es sencillo con las ciudades y señales geográficas marcadas. Ya nos podemos imaginar una sociedad metida de lleno en el mundo de la mar. Pero también en su centro intuimos que hay algo más. Con estos datos ya nos podemos imaginar mucho de este mundo y su civilización.


Es necesario señalar el plano de la que será la capital, la ciudad de Vilaarn. Nos señala los edificios y lugares emblemáticos de esta ciudad, adaptándose perfectamente a la descripción que nos ofrece la autora. Nos situamos y podemos disfrutar plenamente de la belleza de una ciudad ideal, bien organizada, emblemática para todos. Es uno de los planos más hermosos que he visto últimamente.


Neimhain. Los hijos de la Nieva y la Tormenta” es una novela de fantasía, épica y guerrera pero también de personajes. No podréis dejar de leerla, porque engancha tanto su acción como saber el por qué de la Profecía, de las motivaciones de los dioses, de la personalidad de sus protagonistas y su crecimiento personal. No os digo más: leerla y disfrutarla. Saludos y hasta pronto.

2 comentarios:

Rocktuber dijo...

Pues no la conocía realmente. Pero por tu reseña, creo que ya corro a comprarla! Jajajaja. Gracias por la recomendación! Saludos :)

Ale, el Terco

http://khaleesigeek.blogspot.com.ar/

Pepa Casino dijo...

Me sorprendió muy gratamente. Te gustará , ya verás. A por ella ! Saludos.