sábado, mayo 23, 2009

11-M: LA NOVELA GRÁFICA

Varios medios de la prensa escrita (El País, El Mundo, Público, El Periódico de Catalunya, La Vanguardia) se hacen eco de la publicación de 11-M, La Novela Gráfica, escrita por Pepe Gálvez y Toni Guiral y dibujada por Joan Mundet y Francis González, publicada por la Editorial Panini, y que relata los hechos acaecidos en los terribles atentados del 11 de marzo de 2004 en varias estaciones de tren de Madrid.

"El 11 de marzo de 2004 un brutal atentado terrorista de los radicales islamistas sacudió Madrid, sesgando la vida de 191 personas y dejando miles de heridos. Cinco años después, tanto en Madrid como en España y en todo el mundo, las secuelas de aquel acto terrorista todavía se dejan sentir, en especial para los amigos y familiares de las víctimas y para los heridos.
Tras largas y fructíferas investigaciones tanto por parte de la policía como del poder judicial, durante varios meses de 2007 tuvo lugar el juicio contra los encausados por el criminal acto terrorista Las conclusiones de todas las investigaciones y las comparecencias del juicio fueron expuestas el 31 de octubre de 2007 en la lectura pública resumida de una sentencia de más de 700 folios.
Es en la totalidad de esta sentencia que los autores de la novela gráfica 11-M han basado el contenido de este libro publicado por Panini Comics.

Escrita y dibujada a lo largo de más de un año, la novela gráfica 11-M recoge una parte de la sentencia, concretamente la que establece los hechos desde la preparación del atentado hasta la detención de los encausados y su posterior juicio. Ordenando en estricto orden cronológico los hechos establecidos en la sentencia, los autores los exponen detalladamente, introduciendo la presencia de algunos personajes ficticios para desarrollar una estructura dramatizada que, amén de resultar más esclarecedora, permite exponer los sentimientos de aquellos a los que el atentado del 11-M cambió la vida.
Guionistas y dibujante se han documentado a todos los niveles para dotar a esta novela gráfica de un valor testimonial y documental, que va desde la atenta lectura de la sentencia a la visión de varios documentales, pasando por la lectura de diversos libros y entrevistas a algunas de las personas que vivieron muy de cerca, por motivos personales o profesionales, toda aquella pesadilla. Las viñetas reproducen los hechos narrados en la sentencia basándose siempre en la documentación más fidedigna.
La presencia de personajes ficticios, como un periodista de un medio digital, un policía o el familiar de una de las víctimas, ayuda a sistematizar toda la información y a introducir un elemento dramatizado para una mejor comprensión de la obra.
La novela gráfica empieza a las puertas de la Audiencia Nacional, el día de la lectura de la sentencia, y termina en el mismo lugar, una vez finalizada la lectura. En 104 páginas, los autores relatan todos los hechos, introduciendo una serie de flash-backs que permiten incluir toda clase de detalles argumentales que sirven de soporte al desarrollo real y cronológico de los hechos".
Un saludo cordial.