viernes, marzo 02, 2007

¿POR QUÉ ME GUSTA LA CIENCIA FICCIÓN?

Antes de entrar en esta apasionante materia, vamos a transcribir dos definiciones del término en cuestión:

- Según el Diccionario de la Lengua Española: 1. f. Género de obras literarias o cinematográficas, cuyo contenido se basa en hipotéticos logros científicos y técnicos del futuro”.

- Según Enciclonet: “Género artístico que desarrolla temas fantásticos, pero que podrían tener realidad en un futuro más o menos próximo, por apoyarse en bases científicas que les comunican un factor de posibilidad”.

Definiciones que explican, más o menos, el término, pero que no acaban de definir lo que yo siento cuando me enfrento, de la manera que sea, a esta definición. La Ciencia Ficción como género me enganchó desde muy joven. La primera novela que me leí del género (y me parece que fue la primera de cualquiera) fue La Guerra de los Mundos de H. G. Wells (tendría yo por entonces unos 12 años). No tardé mucho en ir sacando de la biblioteca unas cuantas, y creo recordar que una de las primeras fue El mundo de los No-A de Alfred E. Van Vogt. Pero donde ya acabó por engancharme definitivamente fue con tres sagas: Star Wars (de George Lucas), Dune (tanto de Herbert padre como las del hijo) y La Casta de los Metabarones (de A. Jodorowsky y J. Giménez). Y visto lo visto, parece que me van las Space Opera… y esto fue el comienzo de una bonita relación de amistad…



La Ciencia Ficción es una temática que ha tenido, tiene y tendrá sus defensores y sus detractores. Al ser ficción siempre habrá gente que considerará que está fuera de la realidad, no creíble y si a eso le añadimos el término "ciencia", ya lo irreal, lo inconcebible, las conjeturas, lo hipotético, lo fantástico ya supera con creces la simple ficción, y cosas tan “años luz” de la realidad cotidiana resulta que para muchos no son creíbles de ninguna de las maneras y son increíbles en toda su concepción.

Este post no es una defensa a ultranza de la Ciencia Ficción, sino una simple reflexión personal de por qué a mí me gusta y atrae especialmente este tema dentro de la literatura, el cine, la televisión y el cómic, tema que recomiendo a cualquiera que se adentre en él cuando tenga ocasión.



Para explicar y definir, personalmente, este término, procuraré hacerlo buscando palabras que lo catalogan según mi forma de verlo y leerlo, de manera sumamente sencilla, sin intentar, naturalmente, sentar cátedra en ningún momento. No se trata de hacer ninguna tesis, ni una mera tesina, del tema.

IMAGINACIÓN: Este genero, como ninguno, hace trabajar mi imaginación como nadie (podemos añadir también en el mismo carro, en muchas de estas ideas, el género Fantástico). Piensas en situaciones inimaginables, futuros inciertos e improbables, mundos por descubrir, razas que no crees que puedan existir. Es una constante fuente inagotable de quimeras, a cuál más extraordinaria, de cosas que uno se plantea si son creíbles y si en un futuro pueden convertirse en realidad.



TECNOLOGÍA: Al ser siempre hechos imaginados (que nunca han existido) o que suceden en un futuro cercano o lejano, los inventos, la tecnología, los conceptos científicos campan a sus anchas, son totalmente inventados, increíbles y a veces descomunales, aunque muchos de ellos se basan en hipótesis y teorías científicas que no han podido ser demostradas, pero que ahí está la Ciencia Ficción al uso para hacerlas realidad. Y si nos referimos a la Ciencia Ficción Espacial, sólo con la tecnología creada/inventada para la ocasión, con el propósito de surcar los espacios siderales, ya desborda todo lo imaginable por el cerebro humano.



FANTASÍA: Todo lo relacionado con la Ciencia Ficción desborda la fantasía de cualquier mente humana. Todo se transforma a nuestros ojos en fantástico y mágico, nos sobrepasa, nos permite aparcar durante un momento la realidad de cada día, la rutina diaria, incluso, la monotonía en que se convierte nuestras vidas. Con la fantasía podemos volver de nuevo a la niñez, un tiempo de mayor inocencia y donde todo es creíble, e incluso te hace ser más “adulto” en el tiempo, pudiendo llegar a creer que todo esto que leemos podemos vivirlo en primera persona, y ser protagonista de una probable Historia de la humanidad futura.



AVENTURAS: Es un género propenso a vivir aventuras constantemente, porque todo lo que crea nuestra mente diferente a la realidad cotidiana, aderezado con un toque científico-fantástico, da pie por sí sólo a vivir en una constante aventura, donde puedes incluso ser tú el protagonista o el “observador omnisciente”. Y aventura porque conoces mundos que nunca hubieses creído que pudieran existir. Y aventura porque te aventuras en realidades irreales, sin saber, bien, bien, donde demonios te metes. Y aventura pura y dura porque, si lo miramos detenidamente, todo lo que ocurre es totalmente nuevo, y eso ya hace que tus cinco sentidos se pongan a funcionar a pleno rendimiento, logrando la tensión necesaria para no desengancharte de la narración.



TOLERANCIA: La Ciencia Ficción (y sobre todo si es espacial) desde siempre ha propiciado el fomento de la relación entre diferentes razas, diferentes civilizaciones, mezcolanza de seres de otros mundos, humanos o no, crisol de culturas más o menos avanzadas, campo abonado para la factible confraternización entre criaturas racionales de todo tipo y de toda condición.



En resumen, me gusta este género por multitud de motivos, y seguro que me dejo alguno en el tintero o son ya de por sí difíciles de explicar. Y me gusta en cualquier medio de reproducción.

En el cine y la televisión porque lo vives, lo sientes, te implicas como formando parte del reparto y donde, hoy por hoy, los efectos especiales tienen mucho que ver en lo sorprendente y espectacular que resulta el producto final.

En la literatura porque puedes explicar los hechos hasta el más mínimo detalle y al no ser visual este medio, hace que tu imaginación se desborde hasta realidades insospechadas.

Y en el cómic porque es una amalgama de las anteriores, una serialización y secuenciación de imágenes en viñetas, que con unos buenos autores tanto en el guión como en el dibujo, pueden producir y crear una obra magnífica que tienes la posibilidad de leer y releer cuantas veces quieras.

Sí, ¡¡¡ME GUSTA LA CIENCIA FICCIÓN!!! ¿Lo habíais notado?

Un saludo cordial.

2 comentarios:

José Andrés dijo...

Soy y he sido un aficionado a un autor, H.G. Wells. Siempre lo estoy leyendo en los relatos que nos dejó. Wells es como un Julio Verne, por descubrir.
La gente conoce "La Guerra de los Mundos", "La Máquina del Tiempo" o "El Hombre Invisible", pero cuando alguien coge un relato de él, siempre se queda con una sensación extraña y familiar.
Recomiendo las compilaciones de sus relatos.
Enhorabuena.
Mis dos primeros libros fueron: Estudio en Escarlata y La Guerra de los Mundos.

EduXavi dijo...

Tienes toda la razón, José Andrés, Wells tiene ese gusto por la Ciencia Ficción “casolana”, ese toque “victoriano” que da a sus historias, que las hacen más entrañables. Un clásico que marcó un antes y un después en la concepción de la Ciencia Ficción moderna. La verdad es que un día de estos tendré que leerme más cosas de su extensísima obra.