lunes, junio 25, 2012

RECOMENDACIONES DE SERIES DE TELEVISIÓN PARA DISFRUTAR ESTE VERANO DE 2012

Como suele ser habitual en fechas vacacionales, toca poner nuestro granito de arena y recomendar diferentes formas de pasar el tiempo, y una forma perfecta de hacerlo es consumiendo buenas historias, en este caso, en forma de historias de televisión seriadas.


THE SHIELD
Shawn Ryan
FX
89 Episodios divididos en 7 temporadas a la venta (2002-2008). Ya finalizada
PVP: 129,99 €

Siempre se ha dicho que el género policiaco es uno de los más utilizados a la hora de crear ficción seriada hasta el día de hoy, junto con el de abogados y médicos. Lo cierto es que a diferencia de estos dos últimos, por lo general, y quitando los tan manidos procedimentales, tan extendidos hoy en día, las series policiales siempre han sabido estar un paso por delante en cuanto a realismo se refiere. Solo hay que recordar dos series que pusieron los mimbres en dicho género, allá por los años 80 y 90, como fueron Hill Street Blues (1981-1987) y NYPD Blue (1993-2005).

The Shield, creada por el adorado para muchos Shawn Ryan, es la serie con mayúsculas en dicho género, de esta última época, junto con The Wire (David Simon). Heredera de la esencia que plantaron en su tiempo las anteriormente mencionadas de Steven Bochco y David Milch, con un enfoque en parte distinto, un poco menos coral y más centrado en un pequeño grupo protagonista. Localizada en la comisaría de Farmington (Los Angeles), la historia se encauza principalmente a través del especializado grupo de asalto capitaneado por Vic MacKey, encargado de hacer frente a todo tipo de actos delictivos en el ficticio distrito de La cuadra. Para ello, no dudarán en usar cuando sea necesario, cualquier medio de dudosa legalidad, algo que les estará persiguiendo en todos y cada uno de los episodios de esta dinámica serie, tan cruda como realista. Rodada, por cierto, con un estilo documental, reforzando ese visionado como observador por parte del espectador, y acentuando más si cabe la fuerza de los guiones y de sus conflictivos protagonistas. A destacar, si te gusta el ajustado tono coral y continuista de la serie, el que no pierde fuerza en ningún momento con, además, un gran piloto, con el que fácilmente entrarás en situación, y las soberbias interpretaciones tanto de los habituales Michael Chiklis, Walton Goggins y Benito Martinez, como de ciertos actores de renombre que irán apareciendo en diferentes temporadas, como son Glenn Close o Forest Whitaker. Como curiosidad, muchos guiones vinieron firmados por Kurt Sutter, el creador de Sons of Anarchy.


MISFITS
Howard Overman
ITV
13 Episodios incluidos en 2 temporadas hasta el momento a la venta (2009-). Aún por finalizar
PVP:  30 € c/u

Nadie discute a estas alturas que los británicos y los americanos son los mejores haciendo ficción televisiva seriada. Y nadie discute que los americanos son los inventores del género superheroico desde los inicios de la era del oro de los cómics. Ahora bien, cuando se trata de superhéroes sin pijamas coloristas y mallas ajustadas, de corte menos clásico y más independiente y transgresor, ahí es donde entran por derecho propio guionistas provenientes de las islas británicas, siempre marcando territorio con ese estilo anglosajón tan sucio y realista.

En Misfits, la historia arranca con un grupo de jóvenes inadaptados, cumpliendo trabajos sociales comunitarios como castigo a cierto comportamiento antisocial y a los que una extraña tormenta les concederá superpoderes que irán desarrollando, poco a poco, durante toda la primera temporada. Con Misfits no esperéis ningún tipo de moraleja en sus historias, pues es una serie de superhéroes a los que les importa poco hacer el bien o el mal. Héroes adolescentes formando una historia paródica que envuelve las reglas de tan particular género, juega con ellas, iconos incluidos, les da la vuelta y los vomita a la inglesa, con ese toque tan suyo que, por supuesto, no estará falto de humor, sexo y drama social, como suele ser habitual en los británicos. En definitiva, una dramedia divertidísima por momentos, hecha con bastante desparpajo y lenguaje soez que, aún con todo, también contiene excelentes reflexiones sobre el comportamiento humano y la dificultad que conlleva, a cierta edad, el abrirse paso en un entorno para el que no están hechos y que les sobrepasa por momentos, al igual que la magnífica y saturada fotografía agrisada de la que hace gala. Por cierto, la banda sonora resulta ideal en muchos momentos, capaz incluso de marcar el ritmo durante ciertas escenas.


BREAKING BAD
Vince Gilligan
AMC
33 Episodios incluidos en 3 temporadas hasta el momento a la venta (2008-). Aún por finalizar
PVP:  29,99 € c/u

Que Breaking Bad es la serie del momento es algo que está tanto en boca de críticos, como de la audiencia que la sigue normalmente. Su cadena sin duda lo sabe, y la ha mimado todo lo que ha podido durante todos estos años, poniendo medios dentro de sus posibilidades y dando libertad absoluta a su creador en todo momento. Que es una serie original e irrepetible es algo que echaremos mucho de menos cuando ésta se acabe y su cadena tenga un problema para sustituirla. Aunque lo que nadie quitará a sus seguidores es la gran cantidad de momentos memorables que la envuelven en todo momento. Solo tenéis que preguntar a cualquiera que la siga y, rápidamente, os aclarará el porqué de todo esto.

La historia está situada en el caluroso estado de Nuevo México, más concretamente en Alburquerque. Su protagonista principal, Walter White (Bryan Craston) es un cincuentón y aburrido profesor de química poco valorado que, aún teniendo grandes conocimientos en su materia, nunca ha conseguido pasar de ese rol de profesor de instituto poco reconocido que le ha hecho sentirse como un auténtico perdedor. De repente le diagnostican un cáncer incurable, que unido al dramático clima familiar en el que se siente envuelto, hace que se enfrente a todo ello de la manera que mejor sabe: fabricando la mejor metanfetamina vista hasta el momento, con la que espera poder dejar un mejor legado. Y aquí es cuando entra en escena su desastroso compañero de andanzas, Jesse (Aaron Paul), un antiguo alumno suyo, en una continua serie de aventuras de ritmo frenético e hipnótico que no dará ni un momento de respiro, sin apenas tiempo a mirar hacia atrás. En definitiva, una entretenida historia sobre la desesperación del ser humano y su angustiosa metamorfosis, con grandes toques de humor negro y un detonante que hará que pasarse al lado más oscuro sea solo cuestión de química.