lunes, septiembre 12, 2011

CRÍTICA: CAPITÁN AMÉRICA: EL PRIMER VENGADOR de Joe Johnston

Continuamos con nuestra serie de críticas de otra de las recientes adaptaciones a la gran pantalla de iconos del comic-book de superhéroes, en esta ocasión toca el turno hablar del que podríamos catalogar el primer vengador, el Capitán América, el icono patriótico estadounidense por antonomasia, que tiene ese derecho de ser uno de los primeros superhéroes, casi el más antiguo, el que fue ya un gran héroe durante la II Guerra Mundial y, por ende, será uno de los cabezas de cartel del próximo film de la factoría Marvel, The Avengers de Joss Whedon, que tiene prevista su llegada a nuestras salas para mediados del 2012.



Como vamos viendo en las últimas adaptaciones a la gran pantalla de este género superheroico, nos encontramos con un producto creado para el entretenimiento más absoluto, hecho tanto para los aficionados al noveno arte, que ven sus historias de siempre en papel traspasadas ahora al celuloide con personajes de carne y hueso, como para el público en general que le pueda sonar el personaje/s por ser grandes iconos desde siempre, o también enfocado para el público totalmente neófito en esta materia, porque lo que seguro obtendrán es pasar un par de horas entretenidas y para nada aburridas de pura acción y espectáculo.

Y todo esto es lo que nuevamente lo que nos encontramos con este Capitán América de Joe Johnston, que ha sido un acierto ambientarlo desde un principio íntegramente durante su nacimiento como supersoldado para luchar contra los enemigos del Eje durante la II Guerra Mundial, dándole por tanto ese toque genuino, auténtico y con regusto añejo de ese primer periodo del nacimiento de lo que podemos definir los primeros superhéroes de la Marvel (o Timely Comics anteriormente y para ser más concretos) a principios de la década de los 40 (La Antorcha Humana, Toro, Namor, el Capitán América...), y más si tenemos en cuenta que tenía que ser de esta manera y no de otra si el Capi tenía que formar parte del film donde reúne a los Vengadores, en esa adaptación de este supergrupo a la gran pantalla a partir de la versión más moderna ofrecida por Mark Millar y Bryan Hitch, cosa que se nota en la cinta por los cambios (y nada nimios) introducidos en la misma.

El Capitán América o, lo que es lo mismo, Steve Rogers, vio la luz un mes de marzo de 1941 de la mano de Joe Simon y, como no, del genio 'incansable' de Jack Kirby en el nº 1 de la cabecera con su mismo nombre, Captain America Comics, y publicado por Timely Comics, la editorial, como ya hemos dicho, antecesora de Marvel Comics.



En el film se nos cuenta la historia de siempre, aunque con algunos retoques para adaptarla más a los tiempos que corren y con algunas modificaciones generales que no perjudican en ningún momento la esencia original del personaje y su nacimiento. Steve Rogers, un joven de Blooklyn que no le teme a nada pero físicamente endeble a raíz de sus antecedentes familiares, intenta por todos los medios entrar en el ejército norteamericano para enfrentarse en Europa al enemigo nazi. Continuamente rechazado, es aceptado por fin para ser el primer candidato en participar en un proyecto ultrasecreto capaz de crear al supersoldado que le de a los americanos la ventaja necesaria contra el enemigo que decante la guerra a su favor. Y es así como un débil y enfermizo Steve Rogers se convierte en el primer y único supersoldado que existirá ya que, a raiz de un sabotaje provocado por un espía alemán al finalizar el experimento, muere el científico creador de la fórmula del supersoldado, el Dr. Abraham Erskine. A partir de este momento, el Capitán América se convertirá poco a poco en el símbolo que necesitará la sociedad estadounidense para convencerse y soñar que la guerra se decantará a su favor a partir de su intervención en ella... pero para ello primero tendrá que salvar un duro obstáculo y derrotar a un temible enemigo (de siempre) como es el mismísimo Cráneo Rojo.



En cuanto a los actores que interpretan a los personajes protagonistas de este film, en la elección de Chris Evans podemos llegar a la conclusión que es la adecuada para interpretar a Steve Rogers (sus rasgos físicos y su entrenamiento seguido para ganar masa muscular es el idóneo para mostrar la imagen del superhéroe que siempre hemos tenido en mente), pero quizás al personaje se le hecha en falta algo más de expresividad aunque, bien mirado, igual de perplejo en un primer momento me quedaría yo de pasar de un escuálido y enclenque chaval (realmente logrado el efecto, ya que se trata del mismo actor) a un supersoldado casi invencible.



Desde luego si hay un actor que sabe encarnar como nadie a los "malos" del cine o a aquellos que por diversos motivos o rasgos faciales se requieran, éste no puede ser otro que Hugo Weaving. Solo con contemplar la expresividad de su rostro, es ya suficiente para acertar a la hora de enfrentarse a un personaje y ponerlo en situación. Si alguien podía encarnar como nadie a un loco como Johann Schmidt, este no era otro que Wearing, incluso cuando está caracterizado como Cráneo Rojo (aunque yo, sinceramente, hubiera empleado un "cráneo" con mucho más detalle y expresividad si del maquillaje y los efectos especiales nos referimos, para así provocar más aún si cabe verdadero terror).



Hayley Atwell hace un papel correcto como partener de Rogers, Peggy Carter, pero aunque intenta ganarse al público (y a los protagonistas) siendo una chica de armas tomar (y nunca mejor dicho), no pasa de ser una mera comparsa que acompaña a Chris Evans en la cinta. Y lo mismo podemos apuntar y decir de otros de los protagonistas del film, meros secundarios en esta opereta superheroica para conformar y dar credibilidad al universo del Capitán América que todos conocemos desde siempre. Así el papel de 'Bucky' Barnes (Sebastian Stan) es justificable aunque al mismo tiempo resulte innecesario y no hubiera pasado nada si finalmente no hubiera aparecido, siendo su papel meramente testimonial y aún más si cabe con el agravante de que en la película aparece como un amigo de Rogers anterior a que éste se convirtiera en el Capi y ¡¡de la misma edad!!. Lo mismo comentar de la aparición de relleno del Comando de los Aulladores (Gabriel Jones (Derek Luke), Jim Morita (Kenneth Choi), James Montgomery Falsworth (J.J. Feild) y Jacques 'Frenchie' Dernier (Bruno Ricci)), con un 'Dum-Dum' Dugan interpretado por Neal McDonough con un papel más participativo (aunque no mucho más que el resto de la banda), pero donde aparece el significativo vacío que ocupa el que era su integrante más carismático e importante en un momento dado de este comando, Nick Furia, que aparece en el film en otro contexto por razones obvias: recordemos que el Nick Furia que aparece en esta línea de películas es el de la versión Ultimate, por lo tanto aquí es un hombre negro (interpretado por Samuel L. Jackson), y que en ella carece de ese pasado junto al Capitán América durante la II Guerra Mundial... [Un inciso: por añadir algo más, también echo en falta y hubiera dado un tono al film más espectacular si cabe, no hubiera estado mal incluir a los Invasores (Namor, la Antorcha Humana, Toro...), redondeando aún más esta revisión de este héroe de las barras y la estrella durante su participación en la II Guerra Mundial]. Al igual que la aparición del Coronel Chester Phillips (Tommy Lee Jones) es el toque que tiene que tener toda película que se precie con la inclusión de un peso pesado ya veterano de la interpretación.



La inclusión de los dos científicos alemanes del film, aunque antagónicos en cuanto a las ideas y fines de sus experimentos, son necesarios para dar coherencia a los planes de los americanos en la creación del supersoldado con el Dr. Abraham Erskine (Stanley Tucci) a la cabeza del proyecto, en contraposición con los planes de dominio del mundo de Cráneo Rojo (fuera de la órbita nazi, de ahí la relación de Cráneo Rojo con los escuadrones de Hydra) con la inestimable ayuda del Dr. Arnim Zola (Toby Jones).



Como curiosidad final, comentar la inclusión de Howard Stark (Dominic Cooper) en este film del primer vengador, como una especie de 'precuela' de la futura película de The Avengers, como el revolucionario y visionario ciéntífico creador de un gran imperio industrial y padre de otro de los Vengadores icono como es Iron Man/Tony Stark. Son guiños tal vez en definitiva innecesarios pero curiosos al fin al cabo a la hora de intentar entrelazar lo máximo posible las historias pasadas con las futuras habiendo entre medio más de cincuenta años.



Como más curiosidades a señalar en este film, surge brevemente de nuevo el cubo cósmico, como ya ocurrió en la película de otro de los Vengadores, Thor, por lo que cada vez está más claro la relación de este poderoso artefacto del Universo Marvel con la futura película de The Avengers. Otra de las cosas curisosas que encontramos es la aparición, en un corto espacio de tiempo, de los dos escudos que porta el Capi desde el principio. El primero de forma romboidal, para posteriormente aparecer el conocido por todos y seña de identidad de este superhéroe de forma circular y de uno de los materiales más resistentes y raros de en contrar en la Tierra, el vibranium y que, por cierto, se relaciona su fortuito encuentro con Steve Rogers en el laboratorio/fábrica del Sr. Stark, como si en una película de James Bond nos encontráramos cuando éste visita al comienzo de cada una de sus películas el centro de investigación de invención y de pruebas de los artilugios más raros que uno se pueda imaginar, el archiconocido Laboratorio de “Q”.

En resumen, y para ir ya concluyendo, he pasado un buen rato visionando este nuevo film del género superheroico tan de moda últimamente, entrando de lleno en el nacimiento del mito del Capitán América en una ambientación realmente atractiva como es la Europa de la II Guerra Mundial, con sus buenas dosis de acción y buenos efectos especiales, sobre todo en los momentos de acción que protagoniza nuestro famoso abanderado. Me ha parecido bien ese toque militar que le han dado en este primer film al traje del Capi, desde uno primero (con el escudo romboidal) que es simplemente un traje de soldado con su casco con la famosa “A”, pasando por un traje más acorde al personaje pero que le da ese toque añejo que posteriormente ya será revisado y actualizado en el futuro film de The Avengers. Tambiém me ha gustado ese tránsito que han propuesto de una primera parte del film donde se produce el cambio del débil Rogers al posterior más poderoso después del esperimento. Así como también querría destacar ese momento, particularmente extenso, donde un primerizo Capitán América aún por descubrir por parte del ejército, es utilizado como simple imagen-icono para vender al pueblo americano que el enemigo está en Europa y hay que contribuir con todo el esfuerzo del pueblo americano para combatirlo y derrotarlo. Y también correcto el homenaje que hacen de la tienda-tapadera de antigüedades situada en Brooklyn donde se encuentra el laboratorio secreto donde se realiza la prueba del supersoldado, con la ancianita-agente secreto que la regenta incluida, claro homenaje al primer número del cómic del 41 donde aparecieron las primera historia del Capitán América, mencionado al comienzo de este post. Y finalizar insistiendo que muy apropiada ha sido la elección de un muy buen actor para encarnar al antagónico personaje por antonomasia del Capitán América, Cráneo Rojo, una auténtica némesis de éste, contrapunto ideal para comenzar esta primera historia, siendo como es uno de los villanos más importantes del Universo Marvel.



Ahora, solo nos resta esperar a mediados del 2012 la reunión de todos estos superhéroes que hasta la fecha han tenido su propio film de manera individual, más o menos contando los orígenes de cada uno de ellos, para conformar uno de los supergrupos más conocido y seguido por el fandom, bajo la batuta magistral de un Nick Furia a lo Ultimates (Samuel L. Jackson), y demostrar que las adaptaciones de personajes superpoderosos continua siendo un rico filón a continuar explotando a corto y medio plazo por los estudios hollywoodienses.

Ah!, y un consejo, esperaros a que terminen los créditos finales de este film que, como ya va siendo habitual en estas franquicias de la Casa de las Ideas, nos cuentan alguna cosa más que nos pone en antecedentes del futuro film en el párrafo anterior mencionado.

Un saludo cordial.

1 comentario:

Elizabeth Resendiz dijo...

No es porque a mi novio le gusten, peor amo todas las pelis de super héroes. Cada que puedo me pongo a verlas en HBO, con palomitas y refresco.