lunes, mayo 07, 2012

CRÍTICA: THE SANDMAN ∞ [MUERTE] de Neil Gaiman y otros

Escrito por Neil Gaiman
Dibujo por Chris Bachalo, Mark Buckingham y otros

Este tomo es un recopilatorio de varias historias cortas (“Una Historia de Invierno” o la historia sobre el “11-S”), las miniseries “Muerte El Alto Coste de la Vida” “Muerte: Lo Mejor de Tu Vida” y varios extras, como una galería de diseño de Muerte, con varios dibujantes (algunos muy buenos como los de Moebius, Brian Bolland o Art Adams, además de los autores de este tomo), una historia corta con John Constantine sobre una campaña de prevención del Sida y varios diseños y dibujos de Muerte realizados por varios artistas.

Encuentro entre Muerte y Sexton. Un encuentro que cambiará su vida

Las dos miniseries principales, a pesar de lo que parece en un principio, están interconectadas (a pesar de la obvia presencia de Muerte), ya que los protagonistas de la segunda miniserie aparecen como secundarios en la primera. Antes de tratar algo más en profundidad las miniseries del tomo, destacar al equipo creativo, tanto a Neil Gaiman, que trata (como es obvio) muy bien a Muerte y a sus compañeros, describiéndoles muy acertadamente y presentándonos unas historias fuera de lo común, tanto por la temática como por el ritmo pausado de la trama (como si estuviera escribiendo una poesía o una novela), todo ello muy acertado para el tipo de historia que cuenta y el conjunto queda muy bien (y lo dice uno que no es fan de Sandman ni de Gaiman, aunque cambie de idea gracias al tomo éste). En el apartado gráfico tenemos al tándem Bachalo- Buckingham, que se encargan de las dos miniseries, el primero como dibujante en “El Alto Coste de La Vida” y el segundo, primero como entintador y en “Lo Mejor de Tu Vida” ya como artista completo. Cabe destacar el cambio de estilo entre las dos miniseries, con una primera dibujada por Bachalo, más “sucia”, más en estilo de la serie principal de Sandman, como el estilo más clásico que imprime Buckingham en la segunda. Ambos estilos me encantan, y aunque parezca una contradicción quedan muy bien en sus respectivas series, siendo la primera un poco más sombría (viniéndole a pelo el estilo de Bachalo) como la segunda, más “optimista” (haciendo Buckingham un trabajo impecable también).

Muerte con Hazel. Este encuentro marcará el devenir de la historia

Gaiman demuestra en estas miniseries (como ya hiciera en Sandman) cómo el tipo de historias oníricas le va como anillo al dedo, moviéndose como pez en el agua en el universo Sandman. Si bien se nota la diferencia de personalidad de Muerte respecto a su hermano Morfeo, en cada aparición de Muerte, Gaiman me sorprende con el tratamiento de este personaje, cómo mezcla esa inocencia con su carácter letal. Las historias, desde el punto de vista actual, nos chocarán al leerlas, ya que tanto el estilo de dibujo como el ritmo es muy diferente a lo que estamos acostumbrados. Nos encontramos con historias muy lentas, con mucho texto para leer, pero cada palabra, cada viñeta, esta perfectamente justificada.

Esta es una obra para leer con calma, en el sillón de casa, con la más absoluta de las tranquilidades, sin que nadie nos moleste. Hace tiempo (en la época de publicación de Sandman), Norman Mailer definió dicha obra como “cómic para intelectuales”. No estoy de acuerdo totalmente con esta definición, ya que la considero muy pedante, sin embargo, la esencia de esta frase viene a definir a las mil maravillas el tomo de Muerte, una obra diferente, casi poética podríamos decir, en la que Gaiman se toma su tiempo para contarnos su historia y a pesar de (y la) Muerte, la historia es bella, viendo como, a pesar de todo, aún hay esperanza.

Muerte con John Constantine. Historia extra para tratar la problemática del sida

Para acabar, ésta es una obra prácticamente imprescindible diría yo, tanto para los fans de Gaiman y su Sandman como para los neófitos. La edición está perfectamente copiada al formato de Sandman, para que no desentone en nuestra biblioteca, punto a favor de ECC Ediciones y que no cree discordancias a la vista. Otro punto a favor de este tomo es que, al ser unas miniseries independientes de Sandman, protagonizadas por Muerte y su propio universo, nos puede servir a (los pocos) que no hayamos leído Sandman que esta obra sea un buen punto de inicio para Gaiman y su particular universo. Así que decidiros a leerla, ya que merece la pena.

Entre los extras, hay dibujos de diferentes dibujantes sobre Muerte. Aquí tenemos la versión de Brian Bolland