lunes, mayo 21, 2012

THE NEW 52 (IX): Young Justice Family (I)

En este post comentaré las colecciones encuadradas en la familia de la Young Justice. Personalmente esta clasificación la veo un poco “rara” ya que no me cuadra que metan a los Titanes, a la Legión y a algunos héroes adolescentes en el mismo grupo. Sin embargo, dividiré las colecciones en dos post, los grupos por un lado y las colecciones individuales por otro. Sin más demora, allá voy con los comentarios.


TEEN TITANS 
Guión: Scott Lobdell
Dibujo: Brett Booth

Esta colección fue una de las que más palos se llevó nada más anunciar el relanzamiento, tanto por sus diseños, como por su historia, al eliminar todas las encarnaciones de los Titanes anteriores, así como de borrar toda la historia de casi todos sus personajes (Superboy, Wonder Girl y Kid Flash, sólo se salvó Red Robin). Todo esto, y habiendo relanzado la colección unos 12 meses atrás, parecía que iban dando palos de ciego, lo cual no presagiaba nada bueno para la colección.

Sin embargo, como ya sucedió en Superboy, Lobdell nos planta una historia correcta (que sorprendentemente se ha alzado en los primeros puestos de ventas, sólo superada por el top 10 Dcero y Wonder Woman) en la que el partir de cero le viene bien. El autor aprovecha el relanzamiento para irnos mostrando poco a poco el porqué de la formación de este grupo, a pesar de las reticencias de Red Robin, y la problemática de juntar unas personalidades tan distintas como Superboy, Red Robin, Wonder Girl o Kid Flash. Esta colección me da la impresión que es en la que más a gusto se encuentra Lobdell, añadiendo personajes nuevos, desarrollando tramas cortas, como la batalla contra Superboy o el nuevo traje de Kid Flash, que llevan a una trama más grande, la lucha contra la organización N.O.W.H.E.R.E., que culminará en un crossover en mayo, implicando las colecciones de Superboy y Legión Lost.

La parte del dibujo también es correcta, sin más. Tras su etapa en la JLA, Bret Booth había cosechado algunas críticas, a mí personalmente no me gustaba como le quedaban algunas caras de los personajes. En esta colección, sin embargo, no sé a que factor (igual ha tenido más tiempo para preparar los números), sin salirse de su estilo (no me haré fan incondicional de él), los acabados están mejor, viendo claramente su estilo personal, pero a nivel visual está mejor que en la JLA.

En resumen, una colección que no llevará legiones de fans tras ella, tampoco revolucionará la historia del cómic, sin embargo el equipo creativo planta una serie correcta, muy al estilo de los blockbusters veraniegos, así que si eres fan de los Titanes o quieres conocer algo de ellos, esta colección te vendrá bien.

LEGION OF SUPER-HEROES
Guión: Paul Levitz
Dibujo: Francis Portela

Esta serie, personalmente, me gustaría que despegara y se convirtiera en una de las punteras de DC, pero no tiene pinta de ser así. No sé a que puede deberse, si a sus continuos relanzamientos (en un par de años no se cuantas series de la Legión hemos visto ya), al equipo creativo o a la misma editorial.

Para esta colección, DC apostó sobre seguro y confió la colección a Paul Levitz, el autor que mejor ha entendido la Legión que nadie. Si bien es cierto, esta apuesta se le puede considerar de conservadora (en contra de lo que se presupone el nDCU, donde todo ha de ser nuevo y rompedor), ya que Levitz sigue como siempre. Con el mismo estilo de escritura que la última vez que cogió la Legión (no por eso quiero que sea malo), con un reparto coral muy amplio, dando protagonismo a muchos personajes y tramas muy a largo plazo, a desarrollar en varios números. Siempre se ha comparado a Levitz con Claremont y, quien lea estos números, tendrá una muestra de por qué. En resumidas cuentas, Levitz sigue a lo suyo, con un estilo que le funcionó hace 30 años y sigue con él. Los números que he leído me han gustado mucho, pero no sé si el estilo es el adecuado para los cómics de hoy en día y quizá DC hubiera tenido que arriesgar más en esta colección. De momento se queda en una colección típica de la Legión, para los fans de toda la vida.

En el apartado gráfico, Portela sigue como al final del volumen anterior. Su dibujo cada vez va a mejor, adaptándose a la Legión y sintiéndose más cómodo en cada número. El estilo me recuerda, un poco, al de Pete Woods en Legión Lost, pero se ve claramente la marca personal de Francis. Aparte de cumplir con el apartado gráfico, también hay que destacar que sigue entregando todas las páginas mes a mes, sin necesidad de ayudas. Todo esto debió gustarle a los editores ya que pasó de ser un dibujante de fill-ins en el volumen anterior al regular en éste, así que echarle un vistazo que no os defraudará.

En resumen, una colección muy clásica, donde han arriesgado poco, orientándose más a captar al lector de la Legión de toda la vida que en buscar nuevos lectores. Espero que los editores, tanto si deciden ir a por nuevos lectores como si prefieren seguir así, no se les ocurra cancelar la colección, ya que el siglo XXXI y la Legión tiene mucho potencial por explotar.

LEGION LOST
Guión: Fabian Nicieza (sustituido a partir del número 7 por Tom DeFalco)
Dibujo: Pete Woods

A mí me sorprendió que esta colección se colara entre los nuevos 52, ya que la Legión no había sido una de las colecciones con más ventas, haciéndose difícil de entender que tuviera un spin-off como una miniserie extra. Pero ya que es una de las elegidas, vamos a comentarla.

La serie empieza con un grupo de legionarios perdidos en el siglo XXI, con una misión secreta que cumplir. Bajo esta premisa, Nicieza tenía un buen punto de partida, con un grupo de legionarios para él, sin depender de la colección madre, pudiendo desarrollar sus tramas independientemente. No obstante, a pesar del primer número, que nos deja algunos puntos interesantes, la cosa no mejora, se vuelve a quedar estancada, dando la sensación de no ir a ninguna parte, hecho que parece más claro con el cambio de guionista en el número 6. Por eso me da rabia esta colección, ya que como fan de la Legión, me gustaba la presencia de dos series sobre ella, pudiendo así destacar más legionarios de los que podrían lucirse en una serie sola. Sin embargo, a pesar del prometedor primer número la serie, va dando tumbos, esperando a que el crossover con Superboy y los Teen Titans la salve. Nicieza ha hecho varios trabajos en la Batfamilia más que dignos, sin embargo, aquí no puedo decir que haya estado muy acertado.

Pasamos al dibujo, donde es una lástima que Pete Woods, tras los buenos números que realizó en Action Comics con Lex Luthor, “desaproveche” aquí su tiempo. Woods sigue tan bien como en Action Comics, si no incluso mejor, dando lo mejor de sí mes a mes (otro que tampoco ha necesitado ayuda para acabar los números). También vuelvo a hablar bien del colorista, donde el tándem creativo nos da unas páginas espectaculares mes a mes, de las mejores de todo el universo DC, lástima que en esta ocasión la historia no esté a la altura.

En resumen, estamos en una colección que no ha sabido encontrar su espacio, como se suele decir, con un guionista que no ha sabido cogerle el truco a la serie y que está esperando como agua de mayo el mes de mayo (valga la redundancia) para que el crossover y el nuevo guionista le den un empuje hacia arriba a la serie. Hasta que eso pase, nos queda disfrutar de las páginas de Pete Woods mes a mes.

Tras observar estas tres colecciones, cogemos fuerzas para seguir con el resto de la familia. En el próximo post veremos a Static Shock, Hawk and Dove y Blue Beatle. Nos leemos!!!