miércoles, abril 04, 2012

CRÍTICA: AMERICAN VAMPIRE # 3 de Scott Snyder, Danijel Zezelj & Rafael Albuquerque


Cubierta del tomo recopilatorio

Estamos ante una de las colecciones más famosas de la línea Vertigo, publicada ahora aquí por ECC, teniendo a uno de los equipos creativos más destacados a nivel de popularidad y calidad que nos podemos encontrar actualmente en el mundo del cómic.

Este tomo (y por ende este arco) me encantó, ya que la serie empieza a arrancar a toda velocidad, empezando a atar cabos sueltos de arcos anteriores y dejando otros para futuras tramas. Hacía tiempo que no leía American Vampire, pero este arco me reenganchó, ya que vemos a un Scott Snyder en plena forma, “soltándose” respecto a los primeros números y deleitándose y deleitándonos a nosotros los espectadores. Decir que me encantó la forma en la que escribe a Skinner Sweet, bien secundado por Pearl Jones (otro gran personaje) y Henry Preston, su pareja, cada uno teniendo sus momentos para brillar y poder comprender poco a poco más sus motivaciones.


Un ejemplo del arte de Danijel Zezelj, el cambio temporal de dibujante no cambia a los personajes

En el apartado gráfico, aparte del destacado trabajo de Albuquerque en la mayoría de los números del tomo, poco puedo decir que no se haya dicho ya antes. Albuquerque se ha encontrado en esta colección un terreno que se adapta a su estilo, pudiendo destacar enormemente y, por tanto, deleitarnos número a número. A pesar de todo, Rafael no dibuja todos los números, cada cierto tiempo hay un dibujante que se sube a bordo para que él tenga tiempo libre y pueda ir avanzando en futuras entregas. En anteriores números fue Bernet el encargado y, en esta ocasión, es Danijel Zezelj, mereciéndose una mención por mi parte. Bien es cierto que te choca al abrir el tomo y encontrarte con un dibujo que no es el de Albuquerque, sin embargo, a mí personalmente me gustó su estilo, no desentonando con el estilo habitual de la serie, teniendo puntos en común con Albuquerque pero encontrando un rincón en el que diferenciarse o destacar.


Rafael Albuquerque dando muestras de que el descanso le ha sentado bien

Ya en la primera historia, a pesar de ser un fill-in, tenemos a Snyder espléndido, centrándose en una historia antigua de Skinner Sweet, dándonos nuevos datos de su vida para que entendamos mejor sus motivaciones. Si el primer número es bueno, el resto no le van a la zaga, siendo un arco buenísimo, magistralmente ambientado en la Segunda Guerra Mundial, donde vemos como hechos acaecidos en números anteriores, como el pacto secreto de Henry adquiere relevancia o hechos que afectaran al futuro, como puede ser el apasionante último número del tomo (leedlo, aquí no diré anda para evitar spoilers). El arco y/o la ambientación debieron tener gran aceptación entre el staff de DC, ya que dio pie a una miniserie, “The Survival of the Fittest” ambientada también en la Segunda Guerra Mundial o la futura miniserie a cargo de Dustin Nguyen (inédita aún en Estados Unidos).


Pearl Jones en acción, dibujada en todo su esplendor por Albuquerque

En resumen, estamos con una de las series más famosas de la línea Vertigo, con un alto nivel creativo, equiparable a cualquier serie top de superhéroes sin salir perdiendo en la comparación. En esta historia es donde las cosas se ponen interesantes, donde tras unos números iniciales, donde vemos los orígenes de Pearl Jones y Skinner Sweet, yendo cerrando poco a poco las tramas abiertas desde el primer número, aquí tenemos un punto de inflexión donde, además de tener una historia muy interesante, muy bien ambientada y llevada a cabo, da pie a nuevas tramas a desarrollar posteriormente igual de interesantes. En fin, una compra más que recomendable, tanto si seguíais ya la serie (ya que el nivel sube exponencialmente) como si queréis leer algo alejado de los superhéroes. Este tomo tiene la ventaja de ser un buen punto de partida (aunque sería un error no leerse los números anteriores), ya que es una historia bastante concentrada en si misma (se escapan algunas motivaciones de los personajes explicadas en números anteriores) pero la trama de la Segunda Guerra Mundial se puede leer prácticamente sin conocimientos previos de la serie. Sin importar el motivo que os lleve a comprar el tomo, es una lectura que no os decepcionará.


Una nueva raza de vampiros, creados magistralmente por Snyder y Albuquerque