viernes, abril 13, 2012

JEAN "MOEBIUS" GIRAUD (1938-2012) (III)

Alrededor de su obra, y llegado a un determinado punto en su carrera, Moebius ya era considerado culturalmente como un gran artista y de ahí la organización de las grandes exposiciones dedicadas a su obra que se han celebrado en distintos lugares del mundo. Son muchas las que se han realizado, y mucha es la obra producida por el artista, que se hace difícil realizar una selección de lo mejor de su obra; y, además, ¿qué podemos considerar como lo mejor de su obra cuando es tan extensa y tan prolífica?



De todas esas exposiciones la más destacada es la organizada por "La Fondation Cartier pour l'Art Contemporain" y que tuvo lugar entre el 12 de octubre de 2010 y el 13 de marzo de 2011 y que suponía la primera gran exposición parisina sobre su obra. La exposición se llamó MOEBIUS-TRANSE-FORME ya que, por expreso deseo del artista, sería la metamorfosis el tema desarrollado a través de la misma, una constante de su obra y de su personalidad capaz de generar universos fantásticos e imaginarios fruto de la exploración de los confines del inconsciente, tal y como se definía a grandes rasgos. La relación de Moebius con La Fondation Cartier venia de años de colaboración y exposiciones anteriores; de hecho, varias obras del artista forman parte de su colección de arte.


El edificio de la Fondation Cartier se encuentra en el número 261 del Boulevard Raspail en París

El edificio de la Fundación es obra del arquitecto Jean Nouvel

Por otra parte, y hace casi un año justo del final de dicho evento, personalmente creo que la exposición era un último repaso por la obra de Jean Giraud organizada por él mismo, una especie de gran retrospectiva de un artista enfermo que quizás intuye el final de su lucha contra su enfermedad (un linfoma que venía padeciendo desde hace algunos años) y que de alguna manera quería compartir el legado de su obra con el gran público que le sigue fielmente y que le admira, antes de desaparecer de este mundo.


Los cristales de la sala de exposiciones a nivel de suelo estaban decorados con grandes imágenes adhesivas de Moebius

Dividida en dos partes, la primera de ella presentaba a Jean Giraud como el creador de los numerosos personajes que circulan por sus historias y por los distintos universos gráficos en que habitan. A través de los albumes dichos personajes han cambiado y evolucionado en relación al estado anímico del artista. Un rápido repaso a los principales protagonistas nos permite dimensionar dichos universos imaginarios.



El universo moebiano es como la banda sin fin que lleva el nombre del matemático; como tal se presenta la exposición siguiendo la banda que nos guía a través de ella

MOEBIUS: Él mismo se dibuja y aparece sucesivas veces en sus historias, desde la ya citada "La Desviación" hasta su "Inside Moebius" donde enfrenta al Moebius joven frente al Moebius maduro o con aparición de sus múltiples yo que exploran las múltiples personalidades del autor e incluso el onírico Moebius que se transforma sucesivamente.



BLUEBERRY: Mike Steve Donovan es el personaje de Western que se esconde tras el pseudónimo que le ha hecho universalmente conocido. Originalmente inspirado por el rostro de Jean-Paul Belmondo, su cara de nariz rota también ha evolucionado con los álbumes desde que lo creara en 1962 junto a Jean-Michel Charlier.


ARZACH: El guerrero misterioso que a lomos de su pájaro híbrido, mitad-orgánico, mitad-mecánico, atraviesa un universo sin espacio ni tiempo, y donde cruza ese desierto surgido de la inspiración de sus viajes a Méjico. Nacido para las páginas de Metal Hurlant, es un personaje recurrente en su bibliografía y protagonista de una serie de animación del propio Moebius, Arzak Rhapsody.


EL MAYOR GRUBERT: Es el creador del Garage Hermético, mundo cambiante y evolutivo situado en un asteroide con tres niveles, el primero es un mundo caótico, el segundo permite la aparición de formas más estables, como el desierto B y el tercero se reserva a la mecánica y a la tecnología. Él mismo lo protege desde su nave Ciguri con la ayuda de su compañera Malvina. Aparecidos en Pilote en 1979, el desarrollo de historias no lineales permitía a Moebius desarrollar su faceta más satírica y farsante.


JOHN DIFOOL: Personaje central de la saga "El Incal", este detective privado de la clase R es el anti-héroe elegido para combatir a la fuerza del mal que amenaza la galaxia, la Tiniebla. Surgida como salida al titánico esfuerzo de llevar a cabo la adaptación cinematográfica fallida de Dune, la colaboración entre Alejandro Jodorowsky y Moebius dió lugar a esta saga de ciencia-ficción publicada por primera vez en 1980 en la revista Metal Hurlant.



STEL Y ATAN: En 1983, el fabricante de automóviles Citroën encarga a Moebius un álbum para ofrcer como regalo de empresa a sus clientes. Ahí nacio "Sobre la Estrella", historia que a la postre serviría de semilla al nacimiento de la serie "Los Jardines de Edena" y en donde se narran las aventuras de dos reparadores que viajan por el espacio. Llegados a un misterioso planeta, se encuentran una extraña pirámide que, transformada en nave espacial, los transporta a Edena, lugar mágico donde se mezclan sueño y realidad.



Basada en una historia corta de esta última serie, se presentó el cortometraje en 3D llamado "La Planète Encore", realizado por Geoffrey Niquet y Moebius en 2010, adaptación en imagen de síntesis de la historia homonima de 16 páginas.



La segunda parte de la exposición que nos ocupa se convierte en una reflexión a través de los trabajos de Jean "Moebius" Giraud del mundo que nos rodea, del hombre y su capacidad de creación, sobre las leyes de la naturaleza y sobre la existencia del universo y su origen. Preocupado por dicho origen, hay una pregunta existencial que ronda a Moebius -"¿Existe un Gran Arquitecto que ha predeterminado nuestra existencia o formamos parte de un universo inteligente que organiza la evolución del mundo?"-. Esa es la premisa que hace que su obra refleje su Big-Bang interior, la fuerza suprema de la naturaleza creadora de todos los universos, criaturas y demás elementos en cambio contínuo; Moebius era el gran chamán, el explorador de los sueños que a través del trance de la meditación buscaba el desencadenante del cambio, de la mutación de sus mundos.


FORMAS METAMÓRFICAS: No solamente debemos conocer a Moebius como un dibujante de tebeos, porque su espíritu creativo es el de un artista con mayúsculas y, como tal, ha pasado por diferentes etapas; su obra abarca desde las formas abstractas a las figurativas, muy inspiradas por la naturaleza y todo lo que le rodeaba, inspiración constante. Dibujos con formas de células, extraños organos o seres en constante mutación de vivos colores. Asimismo, la influencia de las nuevas tecnologías como usuario desde su aparición le inspiraron formas ovoidales o laberínticas creadas gracias a los movimientos del ratón.


Como si de un científico se tratase, todas esas investigaciones gráficas son recogidas en sus cuadernos de trabajo, verdaderas herramientas del investigador de campo. Cuadernos como La Fauna de Marte nos muestran todas esas criaturas abstractas que pueblan los lejanos mundos explorados por su imaginación.


También en sus proyectos cinematográficos pululan criaturas extrañas, seres de otros universos que evolucionan ante los ojos del espectador. Títulos como Abyss (James Cameron) o el ya citado El Quinto Elemento (Luc Besson) son los campos donde dichas criaturas se desplazan por sus imágenes.



METAPROCESOS: La parte más onírica de la obra de Moebius nació cuando realizó sus viajes a Méjico y descubrió el desierto como lugar de inspiración a la hora de evolucionar hacia su yo interior a través de la meditación, del trance y de los sueños, caminos para cambiar la percepción de la realidad y llegar a desdoblar la personalidad en sus múltiples niveles de consciencia.



El desierto B, su más vasta creación, es la representación de aquellos paisajes que tanto le inspiraron y que le influenciaron hasta llegar a ser el artista que todos conocemos. Fuertemente influenciado por la obra de Carlos Castaneda, en especial con "El Arte de Ensoñar", Moebius utiliza el sueño como la puerta de entrada para encontrar la ya citada búsqueda de los distintos niveles de consciencia; sus sueños le mostraban distintos mundos en los que se podía vivir o morir, mundos muy similares al nuestro pero que estaban en planos diferentes. Asimismo, el uso de sustancias psicotrópicas que propiciaban el estado en trance eran consideradas en sí como una parte del proceso creativo.



No hay que olvidar los cristales, formas geometrícas misteriosas que permiten, gracias a entrar en resonancia con el ser, alcanzar estados de calma y de bienestar.


METAMORFOSIS: La expresión del caracter del artista como Moebius, y que se identifica plenamente en su grafismo a través de las formas tenticulares que súbitamente surgen de cualquier entidad, persona o cosa, es la Metamorfosis Moebiana. Presente en su obra más personal, manifiesta la consciencia interior del creador tras la apariencia formal de sus personajes.

No olvidemos en cuestion de metamorfosis aquella de tipo sexual que sufren algunos de sus personajes andróginos, como la que experimenta Atan que se convierte en Atana al volver a un modo de vida natural.


Dibujada en 1975, La Eclosión explora la metamorfosis de un personaje a través de una secuencia en la cual el ser físico pasa a ser una especie de magma informe que se transforma en un huevo y que, al eclosionar, da paso a un nuevo ser. A semejanza de lo que ocurre en su obra, una idea evoluciona a partir de un comienzo para dar paso a algo totalmente diferente a medida que transcurre la historia en sus páginas. A diferencia de Giraud, ese era Moebius en su estado puro.


Una gran exposición en un marco magnifico y el reconocimiento de la carrera de un genio. Para ayudar a ilustrar este post y dado que en el interior de la Fondation Cartier no dejaban hacer fotos, he tomado prestadas algunas oficiales del fotógrafo Olivier Ouadah; podéis visitar su página web para conocer algo más de su trabajo.


À suivre...